Reclamaron al presidente mejoras en el servicio de la CELO; Andersson aseguró que desde 2014 no cortan el agua

 

 

OBERA. Un grupo de socios, cerca de medio centenar, se concentró frente a la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá para reclamar por los frecuentes cortes en el servicio de energía y agua potable.

Romina Mascareño, una usuaria cansada del mal servicio, tomó la iniciativa la semana pasada convocando mediante las redes sociales, a la primera protesta que se realizó el viernes a la noche en el centro cívico bajo la consigna “Hasta acá llegamos”.

Este martes, la misma se replicó frente a las instalaciones de la CELO, sobre calle Corrientes que debió ser cortada por personal policial, quienes custodiaron principalmente las puertas del edificio. Además se sumaron militantes del Polo Obrero quienes reclamaron soluciones inmediatas respecto a la línea 132 Kv y no promesas que no llegan a nada.

 

El presidente de la institución, Pedro “Pilo” Andersson, acompañado por el tesorero Nestor Mattos y el vicepresidente Odulio De Lima, bajaron a la calle. Según manifestó Mascareño, los representantes de la Cooperativa llegaron con una actitud soberbia… “ni si quiera se presentaron” y hubo un momento de tensión.

Andersson responsabilizó a la empresa estatal de energía, ex EMSA, por los cortes registrados la semana pasada en la línea 132 Kv, falla que fue detectada por personal de la CELO y dejó a toda la zona centro sin luz durante varias horas.

Aseveró que “si hay reclamos, nosotros vamos” en referencia al personal técnico de redes.

Ante el reclamo del usuario Pablo Guastavino por el mal servicio, “el agua que sale marrón”; Andersson respondió que desde 2014 no se corta el suministro. Preguntó cuales eran los reclamos enumerando “¿el tarifazo es uno, cual es el otro?… ¿El agua cuánto hace que no le corta? pregunta Andersson y luego responde a su pregunta que “desde 2014 no se corta el

“El pueblo tiene que salir a pelear” preguntó Gustavino y agregó “no, ustedes que son los representantes nuestros tienen que salir a solucionar los problemas, ustedes tienen que salir y decir hay problemas con la línea 132 Kv” y pidió que lo solucionen acusándolos de estar encerrados.

Posteriormente Mascareño expresó que “cada vez que llamo, nunca van” en referencia al personal de la CELO. Ante la situación de discusión, pidió leer un manifiesto en voz alta y dijo “al menos yo no estoy en rebeldía con la justicia” en referencia a una causa que se le abrió a Andersson en 2015 por contrabando de 80 cajas de cigarrillos y una multa que no pagó en aquel momento. Andersson se defendió diciendo que no está en “rebeldía” con la justicia.

“Que vengan y no de soberbios” dijo la convocante en referencia a los administradores de la CELO.
“Es hora que nos dejan de tratar mal, somos socios y usuarios que pagamos todos los meses, que nos digan que van a solucionar”.

Agregó que la marcha fue “apolítica”, esto tras la disputa partidaria entre legisladores provinciales, derivada de la presencia del diputado de Cambiemos, Roberto Rocholl que tomó el micrófono en la ocasión anterior. Este martes, no estuvieron presentes candidatos ni funcionarios de ningún partido.

Por último, los socios presentes firmaron un petitorio y entregaron en mesa de entradas.

 

La imagen puede contener: 8 personas, personas de pie y exteriorLa imagen puede contener: 3 personas, personas de pie, multitud y exteriorLa imagen puede contener: 2 personas, multitud y exterior