Anularon la creación del nuevo sector en la CELO y asignaciones extraordinarias a empleados

OBERA. La nueva administración de la CELO que asumió el viernes último encabezada por Pedro “Pilo” Andersson, decidió en la primera reunión tras el fin de semana de navidad, anular la resolución tomada por Carlos Ortt días antes de dejar su mandato.

Se trata del nuevo sector creado de macheteros, personal a cargo de mantener limpias de vegetación las líneas de electricidad, quienes hasta ese momento trabajaban como contratados por la cooperativa y le habían iniciado un juicio a la institución. La creación de este sector implicó también el cargo de jefe y mayores erogaciones para la CELO.

Además anularon asignaciones extraordinarias a cinco agentes acordado con en el Ministerio de Trabajo.

 

La semana comenzó y con reuniones urgentes. Según el flamante presidente, este miércoles el Consejo analiza las “bombas” dejadas por la administración de Carlos Ortt, entre estas con la empresa estatal Energía de Misiones (antes EMSA) a la que se le está debiendo 20 millones de pesos correspondientes a septiembre, 38 millones de la factura de octubre y se espera otra de 47 millones esta semana. Cabe recordar que, a principios de este año, se llegó a un acuerdo con la proveedora de electricidad provincial para el pago con cheques de entre 1,5 y 2 millones de pesos por mes además de trabajo para saldar una deuda generada en 2016/2017 durante la presidencia del ahora diputado Rafael Pereyra Pigerl.

 

Debido a los atrasos en los pagos de las facturas con EMSA, se perderían los beneficios. “Nosotros nos enteramos hace poquito porque no veníamos informados sobre esa deuda, que no se estaba pudiendo cumplir con eso” manifestó Andersson en declaraciones a La Radio. Y agregó respecto a la consecuencia de esos atrasos “la CELO pierde el beneficio de la tarifa social que son 6.500”. “Antes había intereses de EMSA pero no te cobraba, no te facturaba. Ahora con el convenio nuevo que se firmó te factura los intereses, es automáticamente cobrar por un lado y cobrar por el otro y los intereses te consumen, entonces tenemos que rever el convenio también. Vamos a ir con los contadores, vamos a ir con los número reales, vamos a tratar de hablar con EMSA y también con el gobierno provincial porque en definitiva el mayoritario dueño socio de EMSA es el gobierno”.

Confirmó por otro lado, que en la última asamblea los consejeros decidieron aumentarse 35% el sueldo “algunos pedían 70%, era descabellado. Quedaron con 35% que se aprobó por mayoría”. “En mi caso como consejero titular, yo cobraba por reunión 1.114 pesos que es lo que cobra todo consejero y ahora se va a ir como a 1.500 pesos. El cargo de presidente es más, el de vicepresidente cobra la mitad de lo que cobra el presidente, el secretario y tesorero cobra la mitad de lo que cobra el presidente que son entre 24 y 25 mil pesos” aclarando que esos valores se cobraban antes del aumento del jueves y detalló que son 8, 9 reuniones por mes.

 

Anuncios