Investigan la muerte de un niño que habría caído en un pozo con agua

OBERÁ. La seccional Quinta, dependiente de la Unidad Regional II, lleva adelante las investigaciones pertinentes para establecer las causas del fallecimiento de un niño de 3 años, ocurrido esta tarde en Oberá.
La madre del pequeño se hizo presente en la mencionada dependencia las 16:15, con el menor en brazos, ya inconsciente. Ante la premura del caso los efectivos intentaron reanimarlo mediante maniobras de RCP, sin resultados positivos; por lo que inmediatamente fue trasladado al hospital local.
Allí fue atendido por los profesionales de la salud, pero pese a las reanimaciones practicadas, el niño dejó de existir.
La médica policial en turno examinó el cuerpo del pequeño y solicitó la realización de una autopsia, para determinar fehacientemente las causas del deceso.
Según las manifestaciones de la madre, el niño habría caído en un pozo con agua en el barrio Cien Hectáreas de esta ciudad, mientras jugaba con sus dos hermanos en el patio de su casa.
La Policía Científica realizó las pericias correspondientes en el lugar del hecho. Interviene en la causa el Juzgado de Instrucción 1.