Vargas denunció al FOL por sitiar la municipalidad: “vienen de otro municipio, no es coherente”

GUARANI. Durante todo el día de ayer, el intendente Miguel Angel Vargas, estuvo encerrado en el interior del edificio municipal, sin poder salir al exterior dado que integrantes del FOL ( Frente de Organizaciones en Lucha ) sitiaron el acceso frente al mismo solicitando agua potable para familias asentadas en barrio Tarefero, ayuda con comestibles, espacios fiscales para instalarse, habilitación de merenderos, entre otros.

Finalmente por la tarde, custodiado por policías, el jefe comunal se retiró del edificio municipal.

Este miércoles continúan los manifestantes obstruyendo el acceso en la calle, por lo que Vargas se trasladó a la Fiscalía en Oberá para radicar una denuncia. “No pueden venir personas de San Miguel, Cien hectáreas, de otro municipio a reclamar por cosas de nuestro municipio que estamos resolviendo, no es coherente” expresó precisando que la mayoría de los manifestantes que acampan en esa comuna son oriundos de Oberá e integran la organización que recorre municipios haciendo manifestaciones. En cuanto a las demandas, afirmó que están trabajando en el pozo perforado donde está instalada una bomba pero la conexión eléctrica es trifásica y eso ocasionó la demora ya que el transformador comprado a la CELO es monofásico… “es cuestión de pocos días” para resolver aseguró a La Radio agregando “esta gente no entiende reglamentos, ellos creen que es con violencia”.  Respecto al asentamiento donde demandan la colocación de tanques, señaló que no pueden llevar servicios de agua y electricidad a un predio privado que fue usurpado y está judicializado.

 

“Hace 12 años que vivo en este pueblo, y hoy sentí algo que nunca había sentido antes, por mis vecinos, por mis conocidos, por mis amigos, por mis hijos y mi familia, hoy es la primera vez que sentí MIEDO de caminar por las calles del pueblo”expresó Waly Giordano, conocido vecino de la localidad.