Empieza el juicio contra Lázaro Báez, 90 testigos declararán en la causa que investiga el lavado de u$s 60 millones

BUENOS AIRES. Cinco años después de la revelación de Periodismo para Todos, 25 acusados y 90 testigos declararán en la causa que investiga el lavado de activos por al menos u$s 60 millones.

El empresario Lázaro Báez, sus cuatro hijos, el arrepentido mediático Leonardo Fariña, el financista Federico Elaskar y otros imputados comenzarán a ser juzgados desde este martes por lavado de dinero en lo que se conoció como la causa de la “ruta del dinero k”, por la cual se habrían blanqueado de manera ilícita unos u$s60 millones, tal como reveló Periodismo para todos hace cinco años.
El Tribunal Oral Federal 4 dará inicio este martes al primer juicio contra Báez, quien está detenido desde abril de 2016 con prisión preventiva por orden de Sebastián Casanello, y otras 24 personas, entre ellas sus cuatro hijos. La expresidenta Cristina Kirchner está entre los imputados, pero solo participará del juicio oral en caso de ser procesada.
A partir de las 9.30 en la Sala AMIA tendrá lugar el debate donde en una primera audiencia se dará lectura al requerimiento de elevación a juicio hecho por la fiscalía a cargo de Guillermo Marijuan y las querellas, en el caso la Unidad de Información Financiera y la Oficina Anticorrupción.
El Tribunal 4 está integrado por los jueces Guillermo Costabel, María López Iñíguez y Adriana Palliotti, en tanto que la acusación estará a cargo del fiscal de juicio Abel Córdoba y las querellas.
En el banquillo de los acusados además de Báez, estarán sus hijos Martín, Leandro, Luciana y Melina, el arrepentido Leonardo Fariña, el financista Elaskar, el abogado Jorge Chueco, el contador Daniel Pérez Gadín y su hijo Sebastián, el empresario Juan Carlos Molinari, el presidente de Austral Construcciones, Julio Mendoza, y Fabián Rossi, este último el ex marido de la vedette Iliana Calabró .
Los únicos que llegan detenidos al juicio son Báez, Chueco y Pérez Gadín quienes cumplen prisión preventiva por peligro de fuga o entorpecimiento de la investigación. Se prevé que durante el debate declaren más de 90 testigos por lo que la duración del proceso se estima en unos ocho a nueve meses.

Cómo funcionaba “la Rosadita”
Entre otros hechos se investiga a Báez y el resto por “haber conformado una estructura jurídica, societaria y bancaria en la Argentina y en el extranjero, con el fin de canalizar, convertir, transferir, administrar, vender, disimular y/o poner en circulación en el mercado fondos de procedencia ilícita” para “convertirlos e integrarlos al circuito económico formal bajo apariencia de licitud, al menos durante el período comprendido entre los años 2010 y 2013”.
Además, Báez está acusado por múltiples hechos de lavado de dinero así como por utilización de facturas truchas para justificar gastos millonarios.