Niño estuvo escondido 3 días en una casa abandonada para evitar las torturas de sus padres

SAN PEDRO. Durante tres días un niño de 7 años se escondió en una casa abandonada del barrio Santa Rosa por las torturas de sus padres. La Policía detuvo a su padre y a su madrastra, quienes de acuerdo a los dichos de la víctima lo obligaban a sentarse y arrodillarse sobre tapitas de cerveza.

El menor fue rescatado por trabajadores sociales y policías y trasladado al hospital local, donde fue examinado por el médico de turno quien diagnosticó que presentaba “escoriaciones en mejiilla derecha, restos de sangre en pabellón de oído izquierdo y fosa nasal izquierda”, además de “cicatriz y traumatismo en ambas piernas, espalda y cabeza”.

Luego, el niño fue llevado hasta la Comisaría Primera, donde recibió atención del personal en turno, quienes lo higienizaron y alimentaron. En paralelo a eso, los policías capturaron a Ramón F. -padre del menor- y Silvia K. -madrastra de la víctima-. Ambos quedaron a disposición de la Justicia. En tanto se dispuso que el niño sea alojado en un hogar de ancianos en forma preventiva, mientras se busca algún familiar responsable que pueda quedar a su cargo. (La Voz de Misiones)