Un niño de un año y siete meses falleció por una presunta intoxicación

OBERÁ. La seccional Tercera, dependiente de la Unidad Regional II, investiga las causas por las cuales un niño de un año y siete meses falleció en el hospital Madariaga de Posadas, luego de ser derivado desde el hospital Samic de Oberá.
El menor ingresó ayer en horas de la tarde al centro asistencial de esta ciudad, con un cuadro de intoxicación, aparentemente por haber ingerido aguarrás. A las pocas horas fue derivado al hospital Madariaga, donde dejó de existir.
El cuerpo fue trasladado a la Morgue judicial, para la realización de una autopsia, y de esta manera establecer fehacientemente las causas del deceso.
Según surge de las primeras averiguaciones, el padre del niño, Andrés O. (20) estaba realizando tareas de pintura en su vivienda , y en un descuido, presumiblemente, el menor ingirió dicho producto.
La Policía investiga el hecho, con intervención del Juzgado de Instrucción en turno