Continúa prófugo el renovador Oscar Thomas, exdirector de Yacyretá involucrado en coimas

MISIONES/BUENOS AIRES. Oscar Centeno, quien había sido chofer de Roberto Baratta, número dos de Julio De Vido en el Ministerio de Planificación, reconoció que son de su autoría los cuadernos en donde registró los bolsos con dinero que empresarios habrían pagado a exfuncionarios kirchneristas por contratos de obra pública.
Centeno aceptó ser “arrepentido”, es decir “imputado colaborador”, en el marco de la causa de los cuadernos y prestaba declaración este jueves ante el fiscal federal Carlos Stornelli.
El chofer de Baratta fue el primero de los detenidos en la causa que sigue el juez federal Claudio Bonadío y que ya suma 14 apresados entre exfuncionarios y empresarios.
La investigación se inició a partir de la declaración testimonial hecha a fines de 2017 por la exesposa de Centeno, a lo que su sumaron ocho cuadernos escritos por el exchofer, en los que figuran detalles de la ruta de las supuestas coimas, aportados a la Justicia por periodistas de La Nación.
El empresario Carlos Wagner, titular de la firma Esuco y expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción, y un exfuncionario durante el kirchnerismo, se entregaron hoy ante la Justicia.
Según señalaron fuentes judiciales, Wagner se presentó a las autoridades a partir de la orden de detención dictada por Bonadío. La Justicia aún no pudo dar con Francisco Valenti, exvicepresidente de Industrias Metalúrgicas Pescarmona (Impsa), ni Juan Carlos Goycochea, de la compañía Isolux.
Además, Hernán Gómez, exasesor del Ministerio de Planificación Federal, se entregó esta tarde ante el juez federal en los tribunales de Comodoro Py 2002.
Con estas nuevas dos detenciones ya son 14 las personas que están a disposición de la Justicia.
Además de Valenti y Goicoechea, continúan prófugos Oscar Thomas, exdirector ejecutivo del Ente Binacional Yacyretá (EBY), y Fabián García Ramón, exdirector de Promoción de Energías Renovables y Eficiencia Energética.

Los detenidos

La Justicia dispuso este miércoles la detención de Baratta, junto a exfuncionarios y empresarios, y la citación a indagatoria de la expresidenta Cristina Kirchner, en el marco de un nuevo escándalo por supuestos bolsos con dinero para coimas por la obra pública durante el gobierno kirchnerista.
Entre los empresarios detenidos, aparecen Héctor Javier Sánchez Caballero, exCEO de Iecsa. la constructora que Ángelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri, adquirió a la familia presidencial, y que ya fue vendida al grupo Pampa Energía; Gerardo Ferreyra, dueño de la constructora Electroingeniería; Carlos Mundín, dueño de la firma BTU; Jorge Guillermo Neira, exdirector del Grupo Eling S.A; Armando Losón, presidente del Grupo Albanesi, y Claudio Javier Glazman, director de Sociedad Latinoamericana de Inversiones S.A.
Entre los exfuncionarios detenidos figuran, además de Baratta y Gómez, Hugo Martín Larraburu (exsubsecretario de Legales), Walter Fagyas (expresidente de Enarsa), Nelson Lazarte (secretario de Baratta) y Rafael Llorens (director de Asuntos Jurídicos de Planificación).
La exmujer de Centeno fue quien habría llevado al diario La Nación unos cuadernos en los que el remisero anotaba en detalle todos los movimientos de los funcionarios. Según los ocho cuadernos ahora en poder de la Justicia, el chofer de Baratta dejó anotado los supuestos recorridos de los bolsos repletos de dinero que el exfuncionario y sus colaboradores realizaron desde 2010 a 2015. Horas, fechas, lugares, nombres, todo habría quedado registrado a puño y letra.
El fiscal Carlos Stornelli afirmó a la prensa que “la hipótesis delictiva que se investiga” es la “asociación ilícita” e indicó que la pesquisa tiene “ribetes importantes”. “Investigamos hechos y las personas que aparezcan sospechados o involucradas serán investigados, no puedo anticipar las consecuencias”, señaló Stornelli en declaraciones a radio La Red a poco de que Bonadío dispusiera las detenciones.

Pedido de desafuero

El juez Bonadío pedirá en los próximos días el desafuero de Cristina de Kirchner ante el Senado de la Nación, en tanto la exmandataria está convocada para el 13 de agosto próximo para declarar ante el escándalo de los bolsos con dinero que pagaron empresarios del área de la construcción.
Fuentes judiciales informaron que Bonadío requerirá nuevamente al Senado que determine el desafuero de la expresidenta, pues con fueros Cristina no puede ser detenida ni tampoco allanamientos en su contra.
Bonadío ya había solicitado tiempo atrás el desafuero de Cristina Kirchner por el encubrimiento de la investigación de la AMIA, el cual nunca prosperó.