Médicos evitaron la venta de un recién nacido en el hospital

ALEM. El accionar del personal médico del SAMIC en esa localidad evitó que un recién nacido fuera objeto comercial. Las dudosas declaraciones de la joven madre dio la alerta.

La información oficial a la que pudo acceder el portal local Visitemos Misiones Noticias, trata sobre el oscuro episodio en el que se trató de vender un bebé en el Hospital SAMIC local y en la que gracias a la inmediata intervención del personal médico que notó inconsistencias en el relato entre el supuesto padre y madre, se pidió intervención a la justicia, presentando formalmente un pedido ante el Juzgado de familia, para que ese tribunal “remita las copias de las actuaciones” al organismo encargado de velar por la infancia, de modo de poder “intervenir” frente al caso y confirmar que la criatura esté “a resguardo”.

“Al preguntarle que nombre le pensaba poner o el apellido no sabía nada, consultaba todo siendo su propio hijo, eso le pareció muy raro a la doctora que la atendía y menos mal pudo alertar”, confirmaron desde la fiscalía interviniente.

Luego de tomarse conocimiento del hecho y al tener a su hijo en brazos, la madre se arrepintió, confesando la trama que se había armado para hacer pasar al recién nacido con el apellido de la persona que finalmente se lo llevaría.

Consultado al juzgado por el hecho, este portal pudo conocer que la familia habría llegado de la localidad de San Javier, pero al consultar por separado a los acompañantes y progenitora, ambos decían ser de zonas distintas sin poder confirmar si efectivamente la persona que decía ser su tío tenía relación o no con la misma. Gracias a las dudas de los encargados de neonatología, finalmente todo salió a la luz, evitando la venta. La madre continuara en libertad hasta completada la etapa investigativa. (Visitemos Misiones)