Audiencia Pública: El boleto subiría a 15 pesos

OBERA. Comenzó pasada las 8, la octava Audiencia Pública con 29 oradores inscriptos para exponer frente a los concejales que aprobarán el incremento tarifario en los próximos días. Los ediles en la actualidad tienen acceso al sistema de cómputos que controla las máquinas expendedoras de los boletos, por lo tanto deben saber cuántos pasajeros se movilizan diariamente, por línea, por frecuencia y por categoría.

Se tratará la solicitud de la Empresa Capital del Monte para actualizar el cuadro tarifario solicitando un aumento de 12,50 a 23 pesos sin tarjeta. En total son 26 vecinos los que se inscribieron.

Es presidida por Ariel Chaves, presidente del Concejo Deliberante.
La apertura de la misma, como todos los años, fue por parte del representante de la empresa Capital del Monte, Alejandro Díaz quien busca justificar el pedido donde solicitan elevar el boleto de 12,50 (10 pesos con tarjeta) a 23 pesos; luego el funcionario de la Municipalidad Francisco Stevenson titular de la Unidad Ejecutora Municipal (un área ajena al tema) que tras exponer un detalle del movimiento de pasajeros por kilómetro que tiene la empresa y las variantes de costos, propuso crear una comisión mixta de control, cosa ya propuesta anteriormente por otros funcionarios, concejales y usuarios.
Patricia Nitmann, defensora del pueblo que asumió la semana pasada, se limitó a leer un listado de viejos reclamos específicos en cada línea cosa que le demandó no más de 5 minutos sin enfatizar en los frondosos subsidios que recibe desde Nación (más de 36 millones en 2017 sin adquirir un solo interno nuevo y circulando con unidades de 12 años – 2005/6 (internos desde  101 hasta 119)- que se ven agujeros en el piso) ni la situación irregular del doble contrato judicializado con el ítem de exclusividad impidiendo llamar a licitación a otras empresas. Solicitó que se evalué implementar unidades aptas para discapacitados, ampliar cupo de boleto para los jubilados (no el boleto sin costo como marca la Carta Orgánica), reclamó mejorar los refugios (ciertas paradas entorno a la plaza San Martín que están colapsadas y la gente se baja en las calles), olvidó el boleto de transferencia para evitar que los usuarios deban abonar dos pasajes por un recorrido de 4 o 5 km a falta de ciertos enlaces con el hospital, la terminal, etc; tampoco la responsabilidad de la municipalidad (gobernada por renovadores: Ewaldo Rindfleisch antes, ahora Carlos Fernández) en el mal estado de las calles por donde circulan; el trámite de la SUBE nacional para mayor control de los subsidios, etc.
Entre los vecinos, hicieron uso del estrado varios presidentes de comisiones barriales, el ex candidato a Defensor del Pueblo, Miguel Morales, presente todos los años para su exposición; también la dirigente Celia Soria que pidió no se pase de 15 pesos el boleto único, otros que reclamaron se tramite la SUBE nacional. La representante del Partido Obrero Gabriela López convocó la semana pasada a asambleas en los barrios (cosa utópica en Oberá), además solicita apertura pública de los libros contables de la empresa y crear una comisión de control por parte de usuarios.
La empresa prestataria del servicio urbano todos los años solicita duplicar la tarifa, (en 2017 pedía pasar de 10 a 20 pesos) con el objetivo real de obtener un 20 a 25 % que es lo que el Concejo Deliberante siempre le aprueba mostrándose como “firme” y no servil al empresario. La audiencia no es vinculante razón por la que se trata de una puesta en escena donde los usuarios relatan a modo de catarsis su enojo por el mal servicio y esto va a parar a un cajón mientras el servicio aumenta en su costo pero no en calidad. Desde la empresa responsabilizan a la comuna por el desgaste de las unidades dado el estado de las calles que, con cada lluvia sufren un deterioro importante pero aseguran que en general, la flota es moderna y los casos de coches con agujeros en los pisos son “dos o tres” unidades.
Existe coincidencia entre usuarios que el boleto no debería superar los 15 pesos (20 %) por lo que ya se puede anticipar, ese será el valor a aprobarse, tal ocurrió el año anterior donde se mencionó la cifra de 12, 50 pesos durante la Aduciencia que posteriormente fue fijada.