Alumnos del IEA 15 volverán a la ruta contra el cierre de su escuela técnica

ROCA. El establecimiento, ubicado en Roca Chica, dejó de dar clases y cerró sus puertas el 12 de marzo, sin aviso previo y a pesar del compromiso oficial de no dejar a los estudiantes sin clases. Desde hace un mes, los jóvenes se manifiestan en una carpa en el ingreso a la escuela sobre la ruta nacional 12; pero todavía no tuvieron respuestas.
El jueves y tras la visita del subsecretario de Educación Técnica de la provincia, confirmando el cierre, decidieron esperar hasta este lunes para acrecentar las medidas más contundentes en caso de que sigan ignorando el reclamo.
El funcionario Alberto Galarza les ratificó que no continuará el Instituto de Enseñanza Agropecuaria, y como contrapartida les propuso que sigan estudiando en Loreto, el pueblo vecino, con un sistema de internado que, supuestamente, pagaría el Estado provincial, ya que la cuota mensual cuesta 1300 pesos por cada alumno.

“Es inaceptable lo que hace el Estado”
El diputado del Partido Agrario y Social, Isaac Lenguaza, acompañó a los chicos y los padres en esta instancia, y relató que la comunidad educativa rechazó la “oferta” de Galarza, ya que la mayoría de los estudiantes (que hicieron hasta el tercer año de la Tecnicatura en el IEA 15), también ayuda a sus padres en las casas y en las chacras, por lo que no podrían afrontar el desarraigo sin consecuencias personales y familiares.
“Dicen que la educación es la salida, que hay que retener a los jóvenes en las chacras, y paralelamente cierran una escuela agropecuaria por supuesta baja matrícula. Desde el PAyS consideramos que es inaceptable, ya que el Estado no se va a fundir por mantener abierta la escuela que ya veía funcionando, y que el propio gobierno puso a disposición de los alumnos de la zona hace tres años. Lo peor es que ni siquiera le avisaron a los chicos con tiempo, se enteraron de que “no son valiosos para el sistema”, cuando asistieron al colegio para su primer día de clases”, refirió Lenguaza.

“Para el Gobierno somos un número”
El legislador anticipó que de no mediar la reapertura del IEA 15, analizan recurrir a la Justicia, y hasta nacionalizar el drama de estos jóvenes, que reclaman su derecho a terminar el trayecto educativo completo, como lo garantiza la Ley Nacional de Educación 26206.
Durante la visita de Galarza, los estudiantes afectados por el cierre de su escuela le manifestaron con crudeza la desesperanza, y la bronca que sienten por la desconsideración con la que fueron tratados. “Somos un número para el Gobierno. No les cierran los números y nos dejan colgados, obligándonos a mudarnos o a cambiarnos a un Bachillerato común para terminar el secundario. ¿Y el título que íbamos a tener acá? ¿Y los años que dedicamos tiempo y esfuerzo para terminar con una Tecnicatura para defendernos en la vida?”, se preguntó Emili Rojas, una de las perjudicadas que debía iniciar el cuarto año en este ciclo lectivo y todavía sigue sin escuela.

Ministra de Educación afirmó que no cerrarían escuelas
El Ministerio de Cultura, Educación, Ciencia y Tecnología de la provincia, encaró un proceso de reorganización de la oferta de formación técnica con la reconversión de algunas IEA y EPET a Bachillerato común, lo que provocó la manifestación de varias comunidades educativas afectadas. Mientras que la presión popular obligó a la ministra de Cultura y Educación, Ivonne Aquino, a volver atrás con algunos establecimientos, y aseguró que ninguna escuela se iba a cerrar; pero al final son las que dejaron de existir.
Además de las notas correspondientes al Ministerio, para que se revea la situación, el diputado Lenguaza elaboró un pedido de informes para que el Poder Ejecutivo clarifique a qué se debe el cierre y la afectación.
Todo indica que habría un cambio de políticas de Estado desde el Gobierno Nacional en este sentido. “El Instituto Nacional de Educación Técnica (INET) es el encargado del financiamiento de las escuelas técnicas en todo el país y habría sufrido recortes y ajustes. Necesitamos que el Gobierno provincial lo blanquee. No se puede seguir tapando la realidad en pos de la gobernabilidad y las buenas relaciones cuando la variable son los chicos más humildes”, finalizó el legislador.