Sin SUBE nacional en Oberá por falta de gestión: insisten con crear el Departamento de Transporte para estos temas

OBERA. La Nación dispuso que sea octubre la fecha límite para que se implemente la tarjeta SUBE Nacional en Misiones a partir de una resolución del entonces Ministerio del Interior y Transporte en 2015 para hacer obligatorio el uso del mismo a fin de controlar los millones que el Estado le otorga en subsidios a las empresas.

Cabe aclarar que, la obligatoriedad es solo para ciudades con más de 100 mil habitantes, por lo que en la provincia, solo el Gran Posadas debe cumplimentarla y ya fue rechazado por Nación el sistema actual denominado “Sube Misionero” subsidiado cuantiosamente por las arcas de la Provincia. En Posadas, deberán abondar el sistema actual y reemplazarlo por la Sube nacional tal como funciona en Buenos Aires, Corrientes, Resistencia, etc. (En Corrientes, el boleto cuesta 7.68 pesos).

Eso no quita que, ciudades por debajo de los 100 mil habitantes, puedan adherir. En Misiones, una localidad figura en la lista del sitio web como incluida: Apóstoles.

En febrero, el Municipio de Gualeguaychú que cuenta con 90 mil habitantes, firmó la adhesión con Nación para aplicar el Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE), en un plazo de unos seis meses.

Desde este mes, la ciudad de Cipolletti con 85 mil habitantes adhirió al sistema. Los usuarios también podrán tramitar la Tarifa Social Federal (representa el 55% del subsidio en el boleto) en caso de pertenecer a los grupos: jubilados y pensionados, personal de trabajo doméstico, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, Asignación por embarazo, Progresar, Argentina Trabaja, Ellas Hacen, Monotributo Social, Pensiones No Contributivas -estas últimas 4 categorías fueron incluidas durante el 2016- y excombatientes de la Guerra de Malvinas.

SUBE asegura transparencia a la asignación de subsidios, ya que el sistema brinda datos precisos sobre cantidad de pasajeros transportados y kilómetros recorridos en base a los cuales se calcula la distribución de fondos nacionales a las diferentes jurisdicciones.

 

En Oberá, falta gestión. Actualmente el boleto tiene un valor de 10 pesos con la tarjeta que otorga la misma empresa y 12.50 sin, valores que aumentarán entre abril y mayo.

Consultado por INFOBER, el concejal oficialista Luis María Vitelli, aseguró que “en los dos años que escribí los fundamentos de la ordenanza que incrementa la tarifa, expuse la necesidad de adherirse a este sistema (SUBE) más transparente, está escrito en la ordenanza”.

Por su parte, el concejal del PJ, Alejandro Etchberger fue más allá y recordó su proyecto presentado para la creación del “Departamento de Transporte Publicó de Pasajeros para la ciudad de Oberá”, que tendría personal cumpliendo funciones específicas ligadas al transporte tanto planificación, transbordo, control y gestiones con una línea telefónica gratuita. El edil indicó que la SUBE nacional podría gestionarse a partir de este departamento…”yo integro la comisión de transporte en el Concejo y soy uno de los que más habla del tema, pero hace falta una oficina que se dedique solo a esto, hoy depende de la queja, va a una oficina distinta en la municipalidad y no pasa nada”. “En estos días me pidieron una línea que vaya de Barrio Norte al Instituto de Formación Docente que no hay, y la solución sería el boleto de transbordo, también me pidieron ampliar (del mismo barrio) el que va a la terminal hasta el cementerio, hay que dedicarle tiempo, estudiar las líneas, frecuencias” justificó así el proyecto de ordenanza que ya lo discutió con el titular de la Dirección de Inspección General, Guillermo Correa y el intendente Carlos Fernández según contó.

El departamento de Transporte Público de Colectivos se ajustaría a la ordenanza 2036 que regula actualmente el transporte de pasajeros pero asignando personal únicamente para esta tarea, sin por ello, tomar nuevos empleados aseguró Etcheberger. Desde hace dos años, este reclamo es hecho en cada una de las Audiencias Públicas por el empleado municipal, Oscar Flores.

Etchberger adelantó además que el aumento se tratará en un mes con su respectiva previa convocatoria a Audiencia Pública, pero reconoció que los oradores ya no quieren asistir puesto no es vinculante y las quejas se convierten en catarsis, sin que el servicio mejore. Días atrás, se conoció que la empresa concesionaria recibió más de 30 millones de pesos en conceptos de subsidios más adicionales en 2017, lo que equivalen a unos 20 colectivos cero kilómetros pero desde 2016 no renueva la flota y peor aún, el propietario difundió una foto donde se muestra a lado de su adquisición, un deportivo norteamericano cuyo costo ronda los 2 millones de pesos.

En este punto, el concejal reconoció que las Audiencias Públicas no sirvieron para nada y faltó incluir en las condiciones de cada aumento en el boleto, exigencias como renovación mínima de la flota por cada año o incluso unidades con aire acondicionado como adquirió recientemente la concesionaria de Eldorado.

Aseguró que gracias a sus insistencias, la empresa facilitó las claves y contraseñas para acceder al sistema de tarjeta y así conocer la cantidad de boletos que vende (aunque esto no influye en la mejora del servicio), pero admitió que adherir a la SUBE nacional sería la mejor forma de control, más allá de que será el Concejo Deliberante que siga fijando las tarifas.