Macri se reunirá con los gobernadores que elevaron impuestos en sus provincias

NEUQUEN. Con la decisión de Misiones, Neuquén, Río Negro y otras provincias de elevar ingresos brutos para algunas actividades tirando por la borda el espíritu del pacto fiscal, Mauricio Macri mantendrá reuniones personales mañana con gobernadores en Villa La Angostura.

El pasado viernes 05/01 el gobernador de Río Negro Omar Gutiérrez promulgó la nueva ley impositiva que elevó del 3% al 4% la alícuota general de Ingresos Brutos y que generó rechazos desde el sector comercial y empresario.

Paralelamente a la puesta en vigencia de la Ley de “Consenso Fiscal” aprobado por el Estado Nacional y Provincial para mejorar la competitividad mediante la reducción de la presión fiscal sobre la industria de la madera (del 3,5% al 2%), la construcción y el transporte (del 3,5 al 3%), así como eliminar a las exportaciones, la Dirección General de Rentas de Misiones elevó los impuestos sobre otras actividades causando el malestar de los comerciantes locales.

1. Duplica el Impuesto de Sellos para la transferencia de automotores y motocicletas del 1,5% al 3%, violando el compromiso asumido por la provincia en el punto j) del Consenso Fiscal, lo cual lo torna ilegal;
2. Respecto a Ingresos Brutos, entre otros:
a) Aumenta la alícuota para el comercio mayorista y minorista del 3,5 al 4,5% cuando antes esta última era solamente para las ventas a consumidor final, agregando un costo al comercio local como un golpe de gracia ante las asimetrías con Paraguay y Brasil;
b) Incrementa la alícuota de todo tipo de servicios: agrícolas, pecuarios, caza y pesca, forestales, secado de yerba y té y elaboración de yerba para terceros, comerciales, industriales, etc. del 2,5% al 5%, en tanto que eleva del 3,5 al 5% la prestación de servicios profesionales, científicos y técnicos;
c) Elimina la exención en la elaboración de pan común y galleta (de 0 al 2%) y la venta minorista de pan común y galleta (de 0 al 4,5%);
d) Aumenta la elaboración de bebidas alcohólicas y productos de tabaco, del 3,5 al 5%;
e) Aumenta la fabricación de pulpa, pasta de madera y de papel del 6 al 7%;
f) El suministro, generación y distribución de electricidad, gas, agua, cloacas, gestión de residuos y saneamiento ambiental, pasa del 3,5% al 5%;
g) Venta al por menor de combustibles líquidos, pasa del 3,5 al 8%;
h) Servicios de hotelería y alojamiento, del 3,5 al 5%;
i) Servicios de internet, radio y televisión, portales web, agencias de noticias, procesamiento de datos, del 3,5 al 5%;
j) Telefonía móvil del 6 al 7%
k) Servicios financieros, banca mayorista, minorista y de inversión, del 5,5 al 7,8%. Quedan incluidas las operaciones de créditos para fomento de actividades agropecuarias, industriales y de inversión en bienes de capital que hasta ahora estaban exentas;
l) Seguros, del 4,5 al 5%;
m) Servicios inmobiliarios del 3,5% al 6%;
n) Alquileres, del 3,5 al 6%
o) Los servicios de enseñanza, salud, servicios sociales con y sin alojamiento, artísticos, culturales, deportivos y de esparcimiento, del 3,5% al 5%.
p) Venta de juegos de azar, del 5,98 al 8%;
q) Curiosamente, las bailantes solamente se incrementan del 10 al 11%; los cabarets, night club y similares del 15 al 16% y los casinos permanecen en la actual alícuota del 13,65%.
NEUQUEN:  
En el caso de Neuquén, el principal malestar lo expresó el sector comercial tras conocer que el aumento para la venta mayorista y minorista será del 3% y 3,5% al 5% a partir del 1 de enero. En el caso de los prestadores de servicios, las subas en los rubros de comunicaciones y hotelería serán del 3% al 4%, mientras que “otros servicios” trepará al 5%. Sólo la venta de automóviles cero kilómetro experimentará una rebaja: del 3,5% al 2,25%.
Si bien desde el gobierno provincial se aclaró que las subas no alcanzarán a las pymes, que fueron protegidas con estabilidad fiscal hasta diciembre de 2018 con la adhesión a la ley nacional 27.264 del Programa de Recuperación Productiva, habrá rubros que sí sentirán el impacto.
Las profesiones universitarias liberales, que hasta el 2013 habían estado exentas de pagar, ahora deberán tributar una alícuota del 4%, cuando hasta el 2017 era del 3%. También de un punto será el incremento para salones de baile y discotecas, del 5% al 6%. En cambio, para las entidades financieras y servicios de telefonía móvil el salto será mayor: pasarán del 5% al 7% con la nueva ley.
La provincia tuvo que rebajar la alícuota en los rubros de construcción, industria manufacturera y transporte como parte del Consenso Fiscal que firmó con la Nación, pues había previsto porcentajes por encima de los topes acordados. Para el 2022, algunas de estas actividades deberán quedar exentas del tributo.
La ley 3092 fue promulgada en el Boletín Oficial del viernes 05/01 junto con el presupuesto 2018 y el nuevo Código Fiscal, todos aprobados por la Legislatura en las últimas sesiones del año.
Del mismo modo, la suba impositiva en Río Negro para la actividad comercial y servicios, llevando las alícuotas de Ingresos Brutos al 5% (el año pasado fue del 3 a 4%),generó reacciones empresariales y alertas de aumentos de precios aunque el gobierno provincial los desestimó porque existen “bajas” de tributos “en etapas previas”.
Además ya asoman quejas de Nación, pues su diputado Sergio Wisky entendió que esa determinación no respeta “las directrices económicas” del equipo nacional, focalizadas en reducir la presión fiscal y la inflación. Entendió que Río Negro “así no cumple” con el acuerdo firmado en noviembre.
En la adecuación impositiva acordada, la Provincia (dice el gobierno) ha fijado disminuciones en alícuotas pero, “en contrapartida, a los fines de no resentir fuertemente los ingresos”, se “elevan las alícuotas de comercio y servicios a los consumidores finales”.
El paquete fiscal fue aprobado el 22 de diciembre por la Legislatura, pero su impacto comercial fue expuesto en la última semana por la Federación de Entidades Empresarias que preside Walter Sequeira. Esa organización remitió una nota crítica y un pedido de reunión con el gobernador Alberto Weretilneck.
En la tabla del pacto acordado por Nación se acordó la reducción de alícuotas para aliviar la presión fiscal sobre actividades productivas, pero la meta para el comercio quedó alta.
Denuncian que en los hechos el alivio fiscal no aparece
Nación exigió a las provincias que bajen sus impuestos y se formalizó un cronograma de reducción de cinco años –2018 a 2022–, integrado al texto del llamado Consenso Fiscal.
El tope fijado para Ingresos Brutos fue del 5% y Río Negro tenía alícuotas por debajo del límite establecido entonces en su paquete fiscal 2018 –ley 5265– subió ese tributo en ciertas actividades, como en comercio y servicios, con el argumento que se respeta el máximo acordado.
La mirada nacional no coincide con esa conclusión rionegrina. El propio diputado de Cambiemos Sergio Wisky afirmó al diario Río Negro que la provincia no cumple así con “el espíritu” del Consenso Fiscal, cuya prioridad es la reducción de la presión fiscal.
En el último año, Río Negro recaudó casi 8.012 millones por tributos provinciales, de los cuales 5.712 millones fueron de Ingresos Brutos. Así, su incidencia es innegable: siete de cada diez pesos percibidos equivale a ese tributo.
Macri recibe a Weretilneck
Con la decisión de Río Negro y otras provincias de elevar ingresos brutos para algunas actividades como telón de fondo, Mauricio Macri mantendrá reuniones personaleseste miércoles 10/01 con gobernadores en Villa La Angostura.
El presidente recibirá primero al gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, que no consiguió que la Legislatura provincial tratara el Pacto Fiscal firmado con la Nación, y luego a Alberto Weretilneck, que decidió aumentar Ingresos Brutos para la actividad comercial y servicios. Según la línea oficial del Ejecutivo, la suba no incumple el acuerdo fiscal firmado en noviembre. Algunas voces del oficialismo son más críticas.
No está confirmada la presencia de Hugo Passalacqua.