OBERA. A los escándalos y denuncias contra Ewaldo Rindfleisch por enriquecimiento patrimonial, malversación de fondos públicos con obras sin terminar otorgadas a empresas amigas, en el caso de Plaza Malvinas, a la empresa del propio Juan Carlos Balsari cuando era funcionario municipal; ahora empresarios que ganaron licitaciones públicas se quejan de maniobras de la Dirección de Arquitectura que conduce el ex intendente.

Según publicó el portal MisionesCuatro, fuentes revelaron que por el artículo 25 de los pliegos, son obligados a comprar insumos informáticos únicamente a la firma Solver System ubicado en Sarmiento y Tucumán, propiedad de un allegado a Balsari, uno de los funcionarios que Rindfleisch llevó a la Dirección General de Arquitectura y es su mano derecha en esa cartera.

Los precios de ese comercio estarían “inflados” según los empresarios molestos que ganaron las licitaciones y son obligados a comprarlos ahí. No obstante, dicen mantenerse en el anonimato por temor a quedar excluidos de futuros contratos.

(fuente Misionescuatro)