OBERA. Durante la conferencia académica en el auditorio de la Facultad de Ingeniería, el abogado Rodolfo Roque Fessler de la Fiscalía de Estado de la provincia dijo que el Defensor del Pueblo debería tener un perfil de mediador, “no ser un enemigo del intendente”, menos confrontativo y que evite judicializar los reclamos en un poder judicial saturado.

Para el funcionario provincial, ex candidato a Gobernador por la UCEDE, el Defensor del Pueblo puede pertenecer al partido oficialista y dijo que no debería ser un opositor porque adoptaría el rol de un concejal más.

De más está decir que, quien asuma el rol de controlar al gobierno para que se garanticen el cumplimiento de los derechos ciudadanos no puede pertenecer al mismo espacio político, puesto que es claramente contradictorio, y entonces si, adoptaría el rol de un concejal más pero oficialista.

Sin embargo, esas declaraciones conformaron a mas de un candidato, entre ellos al presidente de la comisión barrial de Sixtem Vik, Miguel Angel Morales, quien tras años de ser un fuerte crítico del titismo y la Renovación, lanzó su candidatura por el Frente Renovador recibiendo duros y lógicos cuestionamientos. Morales cree fielmente que tiene chances de ganar, aunque las fichas y recursos económicos comprometidos al principio para la campaña, ahora van tanto para Andrés Moreira (candidato de Daniel Behler y Antonio Lindström) como a Patricia Nittman, que tiene el apoyo del intendente y el sector del presidente de la CELO. Por Ley de Lemas, que en este caso muchos señalaron sería inconstitucional puesto que el Defensor del Pueblo es por voto directo; Morales podría terminal sumándole a los otros candidatos, como ocurren en las elecciones ejecutivas.

Roque Fessler manifestó que “Debe ser un defensor de los derechos del consumidor, no tendrá que ser enemigo ni empleado del Intendente”, otro dato importante que señaló el disertante es que no debe realizar la tarea de contralor, porque esa es una función del cuerpo deliberativo; no hacer política, si trabajar para evitar los problemas de la gente.