OBERA. Ocurrió el lunes aproximadamente a las 19:00. La niña de 12 años fue atendida en el Hospital Samic de Oberá cuyos médicos confirmaron el abuso sexual, y fue contenida por psicólogos de ese centro asistencial.

La madre fue quien realizó la denuncia en la Comisaría de la Mujer, dando cuenta que su hija había salido a caminar con una amiga de 14 años, cuando al regresar a su domicilio fue interceptada por tres menores, dos de 15 años y el tercero de 14.
Según consta en la denuncia, invitadas a tomar un tereré, ambas ingresaron a un domicilio, momentos en que una de ellas fue llevada a una habitación donde fue abusada, y la otra logró escapar y dar aviso a la madre. Incluso uno de los adolescentes quiso filmar con su celular el ultraje.

Por orden de la justicia fueron demorados los tres menores por el presunto abuso sexual y el secuestro de un celular Sony, perteneciente a uno de los jóvenes, que habría sido utilizado para grabar la violación.
Interviene Alba Kunzmann de Gauchat, quien está como subrrogante en el Juzgado Correccional y de Menores.