Inicia juicio contra jueza que amenazó a un albañil: “Negros de mierda, te voy a encajar un tiro en la frente”

La acusación presentada el 8 de febrero pasado ante el Consejo de la Magistratura del Chaco apunta a Buyatti por la viralización de una conversación telefónica en la que profirió expresiones agraviantes, estigmatizantes y amenazó de muerte a un albañil que reclamaba el cobro de una deuda a la por entonces pareja de la magistrada.

“Negros de mierda”, “tapecitos”, “planeros” y “te voy a encajar un tiro en la frente” fueron algunas de las expresiones que se escuchan decir a la magistrada, quien está al frente de un juzgado dedicado a velar por el bienestar de menores de edad y también para impartir justicia en conflictos familiares. En ese contexto, los procuradores Jorge Canteros y Miguel Fonteina le imputaron los delitos de amenazas agravadas y abuso de autoridad.

La magistrada se encuentra suspendida desde el 7 de marzo pasado en que el Jurado de Enjuiciamiento admitió la acusación y abrió el proceso que establece la ley 33-B.

La primera audiencia del juicio público tendrá lugar el martes 23 de mayo, a partir de las 9, en la sede del Consejo de la Magistratura ubicada en calle América Nº 117 de la ciudad de Resistencia.

El Jurado de Enjuiciamiento se encuentra presidido por el abogado Héctor Daniel Zalazar, e integrado por los consejeros Iride Isabel María Grillo, Gloria Beatriz Zalazar, Ana Mariela Kassor, Jessica Yanina Ayala, Edgardo Gabriel Reguera y Carim Antonio Peche.

Los pasos del juicio

Abierto el debate, se leerá la acusación, luego se procederá a incorporar por lectura las pruebas (instrumentales e informativas) y se les tomará declaración a los testigos antes de pasar a un cuarto intermedio.
Posteriormente, en otra audiencia se escucharán los alegatos de las partes. Y se fijará la fecha para la lectura de la sentencia que podrá ser condenatoria o absolutoria (por mayoría de los votos del Jurado). Su lectura no podrá extenderse por más de 60 días, ya que de lo contrario la acusada quedará automáticamente absuelta.
En caso de ser considerada responsable por los cargos imputados, la acusada podrá ser sancionada con advertencia, multa, suspensión sin goce de haberes; o bien destituida e inhabilitada para el ejercicio de cargos públicos por un máximo de diez años.
En caso de una sentencia condenatoria, el Jurado de Enjuiciamiento remitirá el proceso a un juez competente para que determine la responsabilidad penal del acusado. Cualquiera sea la sentencia que con posterioridad dicte la justicia ordinaria, el fallo condenatorio del Jurado tendrá, en la faz administrativa, la fuerza de la cosa juzgada.

Desde el Consejo de la Magistratura, señalaron que “es importante resaltar que el propósito del juicio político no es el castigo del funcionario. Solamente se limita a destituir al juez o jueza. Se lo denomina juicio político pues no es un juicio penal. Pero igualmente las reglas del debido proceso tienen significativa relevancia”.

Anuncio publicitario