En un control vial detectaron que un automóvil tenía un tanque extra para el contrabando de combustible

El peligro latente que representa el paso de combustible en envases contenedores no homologados y las altas temperaturas en esta época son el eje principal de estos operativos de control.

Este modus operandi de agregar tanques de combustible extras en los vehículos para poder trasportar esta sustancia inflamable, para luego venderla, es una actividad muy recurrente y sumamente peligrosa para los conductores como la de terceros, debido no solo a las posibilidades de ignición, sino que la inhalación de los vapores de estos productos son altamente nocivos para la salud.

Por ello, la Policía de Misiones lleva adelante diferentes controles vehiculares en rutas, calles y avenidas de la provincia, con el fin de concientizar y prevenir este tipo de actividad.

El procedimiento fue realizado esta tarde, cuando los agentes de la División Comando Radioeléctrico de Puerto Rico interceptaron sobre la calle Verbo Divino un Ford Fiesta, y al requerirle las documentaciones al conductor del mismo, notaron los vapores inflamables que prevenían de la parte inferior del rodado, observando además que el líquido se vertía en el asfalto.

Por consiguiente, le solicitaron al automovilista la apertura del baúl, donde notaron también que transportaba bidones con combustible, los cuales no estaban homologados.

Por esta razón, el magistrado interviniente ordenó que el automotor sea secuestrado junto con el combustible y que al conductor de 31 años se le labre el acta de infracción correspondiente.