¿POR QUÉ LOS MISIONEROS PIDEN PARA EL PAÍS LO QUE NO EXIGEN PARA MISIONES?


¡Feliz Año Nuevo! Hum…El pensador español Antonio Escohotado postulaba que “el conformismo es la forma moderna del pesimismo”. ¿En Misiones la palabra “cambio” es un imán o un repelente? Porque en 2021 miles votaron un cambio para el país pero ratificaron el feudo local (excepto Oberá). ¿Por qué se conforman con un gobierno que cobra impuestos de Suiza pero da servicios de Haití?

Después de dos décadas de feudo Carlos Rovira y los principales dirigentes de la renovación tienen su futuro económico asegurado. Y el de sus hijos. Y el de sus nietos. Y el de un par de generaciones más.

La mayoría de los habitantes de Misiones, los de clase media, no tienen asegurado más que hasta el próximo 1º de marzo. Después de las vacaciones y cuando empiecen las clases. El resto ni siquiera tiene asegurada esta noche.

¿Qué llevará a qué tan pocos vivan tan bien gracias a la legitimación de tantos que viven tan mal? Porque los custodios de Rovira hacen que esté a salvo de los chorros. Vos no. El y los suyos viajan en primera clase de avión. Vos no. El puede despreocuparse del índice de inflación. Vos no. El no tiene que estar atento al clima para ver cómo afecta la cosecha de yerba, te o tabaco. Vos sí. Si él se enferma tiene disponible, al instante, un equipo médico de primer nivel. Vos no. Si él debe pleitear los jueces y los fiscales lo obedecen. A vos no. Él nunca va depender de una miserable jubilación como las que pagan el estado provincial o el nacional. Vos sí. Él siempre tiene agua potable y energía eléctrica. Vos no. ¿Por qué Rovira y tantos dirigentes renovadores tienen, gracias a tu voto, lo que vos no tenés?

¿Por qué los misioneros se conforman con recibir miguitas del gran banquete? Porque hace veinte años que Rovira, Closs, Passalacqua, Herrera Ahuad, Rindfleisch, Carlos Fernández, Pablo Hassan, Brignole, Franco, Losada, Stelatto, Aguirre, Fabio Martínez y los alcaldes de cualquiera de los municipios, lo único que les dan es eso. Miguitas del gran banquete. ¿Tan ricas son que no importa que sean solo miguitas?

En 2021 el electorado misionero, en los comicios nacionales, votó en contra de la mentira, de los patoteros de estado, de la corruptela, de la falta de república, de la inflación y de la malaria general. ¿Y por casa?

En “El hombre mediocre” José Ingenieros remarca que el mediocre no tiene ideales, no sueña. Por eso se conforma con lo que hay.

Hugo Passalacqua representa mejor que nadie esa forma de ser.

Esa forma de ser que convierte a todo año nuevo, en otro año viejo.

Walter Anestiades
Ilustración de Nicolás Eugenio Aguilar