Arjol repudió enérgicamente los dichos de Federovisky sobre los Bomberos Voluntarios de Argentina



El diputado nacional por Misiones de Juntos por el Cambio se expresó tras las desafortunadas declaraciones del viceministro de Ambiente hacia el organismo que lucha contra los incendios en todo el país.

Los dichos públicos del viceministro de Ambiente de la Nación, Sergio Federovisky, sobre los fondos destinados a los Bomberos Voluntarios de Argentina causaron un gran rechazo por tratarse de erradas manifestaciones sobre uno de los organismos más importantes y honorables del país.
En declaraciones televisivas, Federovisky se refirió al dinero que reciben los Bomberos Voluntarios para insumos, aseverando que el ente “no está al nivel de la recaudación”, y que “no se sabe adónde va la plata”, entre otras desafortunadas afirmaciones, dejando entrever la necesidad de un control estatal.
Al respecto, el diputado nacional por Misiones de Juntos por el Cambio, Martín Arjol, repudió los dichos del funcionario y expresó que “estos fondos son destinados al trabajo que se lleva adelante en toda la Argentina, y hacen a la tarea de los Bomberos y la lucha contra los incendios, ya sean urbanos, forestales, rurales; entonces lo que vemos acá es que el kirchnerismo quiere quedarse también con ese dinero”.
“No corresponde que el kirchnerismo toque esos recursos, en cada caja que ven quieren meter la mano y es una costumbre instalada en el gobierno. En este caso, esta caja es muy importante para el funcionamiento de un organismo de sobremanera importante para la Argentina”, manifestó.
Y agregó: “todos deberíamos aprender del trabajo que realizan los Bomberos, tanto en funcionamiento como en el orden que tienen, en todo el país”.
Como bien detalló el Consejo, hay alrededor de 58 mil hombres y mujeres que integran el Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios (SNBV), según lo establece la Ley Nacional Nº 25.054. Y es desde dicho ente que también expresaron un enérgico repudio las declaraciones de Federovisky “por maliciosa e infundadas, que pretendieron poner en tela de juicio la honorabilidad, el profesionalismos y la vocación de servicio de los bomberos voluntarios de Argentina”. Además, fue declarado persona no grata y se solicitó que el ministro de Ambiente de la Nación se exprese al respecto.
“Esas declaraciones no sólo ofenden a los Bomberos de todo el país, sino también a todos los ciudadanos que creemos en las instituciones. Una vez más, el kirchnerismo intenta llevarse todo por delante con improperios y malos tratos, en esta oportunidad hacia un organismo que deja la vida en cada llamado. Por eso apoyamos las medidas que los Bomberos consideren necesarias tomar para hacer valer el honor, el nombre y la institución que representan”, concluyó Arjol.