Falleció la joven arrollada por un menor alcoholizado «Ella era una chica de 18 años que tenía sus sueños»


«Estoy destruido. Era una chica de 18 años que tenía su sueño, teníamos todo planificado para irnos a vivir a Brasil», dijo el novio y conductor de la motocicleta que fue embestida el pasado 3 de diciembre.


Tras luchar 24 días en terapia intensiva del Hospital Madariaga de Posadas, ayer falleció Gisela Báez (19), la estudiante oriunda de Panambí que fue atropellada junto a su novio, Braian Patiño (20), por un adolescente que circulaba alcoholizado y excedido de velocidad al mando de un coche, sobre la ruta provincial costera 2. La joven regresaba de su recepción y ya tenía planificado ir a vivir a Brasil.
«Estoy destruido, fuimos pareja tres años y 9 meses. Ella era una chica de 18 años que tenía sus sueños, teníamos todo para ir a Brasil, teníamos la casa, el trabajo, queríamos juntar plata y volver en diciembre para poder entrar a una fuerza. Yo me recibí el año pasado, ella este año. Volvíamos de su noche de gala, la que tanto ella soñó, luchó, trabajó para cubrir sus gastos», dijo Braian Patiño, el novio de Gisela, en comunicación con FM SHOW.
El joven recordó que la madrugada de 3 de diciembre cuando volvían en su motocicleta por la ruta provincial costera 2, «vi luces, pero fueron segundos, porque después me desperté tirado a 15 metros de la ruta». Braian quedó inconsciente por varios minutos, pero luego le contaron que «venían tres autos, una camioneta, el era el segundo. Me dijeron que venían a muy alta velocidad», y luego del impacto, «los que venían en el tercer auto, pararon, rompieron el vidrio, porque él gritaba para que le saquen, lo llevaron a su casa, luego su hermano y su mama lo llevaron al hospital. Llego antes que nosotros al hospital».
El accidente ocurrió el pasado 3 de diciembre, poco antes de las 6 de la mañana, en un tramo de curvas y pendientes de la ruta provincial costera 2 -a unos 6 kilómetros del cruce con la provincial 5-, donde la motocicleta fue embestida desde atrás y a mucha velocidad. Gisela, que iba de acompañante, sufrió la amputación traumática de la pierna izquierda, múltiples traumatismos; mientras que Briain presentaba lesiones de las que actualmente se recupera y aguarda ser intervenido quirúrgicamente.