Por el Covid de CFK, el kirchnerismo posterga su marcha una semana, pero hay presiones para salir antes

La Vicepresidenta fue diagnosticada con coronavirus y se reprogramó la cumbre del Grupo Puebla en la que pensaba reaparecer el lunes tras su condena por corrupción. Deberá esperar una semana. La movilización de apoyo también será el 19 de diciembre.

La marcha tendrá que esperar. Luego de que Cristina Kirchner diera positivo de coronavirus y de que se postergara el encuentro del Grupo Puebla en el que la Vicepresidenta tenía previsto reaparecer tras la condena por corrupción, desde el kirchnerismo confirmaron que igualmente se posterga la movilización masiva prevista para este lunes. Sin embargo, también crecen las presiones internas para salir antes.

Según indicaron desde el Senado, la expresidenta se encuentra en buen estado de salud y se recupera en su casa en El Calafate. La cumbre del Grupo Puebla, foro político regional de corte “progresista”, había sido convocada para el 12 de diciembre. Será finalmente el lunes siguiente, el 19 de diciembre.

Una de las incógnitas que se sostenían hasta ahora es si volverá a haber foto entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner: el Presidente abrirá el encuentro a las 16, y la Vicepresidenta lo cerrará a las 18.45, pero no hubo confirmación oficial de que vayan a mostrarse juntos.

En La Cámpora y desde organizaciones sindicales ligadas al kirchnerismo confirmaron a TN que, luego de que se informara el diagnóstico de la Vicepresidenta y la suspensión de la cumbre del Grupo Puebla, se decidió postergar de la misma manera la marcha de apoyo, de la que también participarán movimientos sociales, e intendentes y referentes del PJ bonaerense y porteño, bajo la consigna “basta de la mafia judicial”.

En principio, se mantendrán los mismos horarios y planes de movilización. La Cámpora tenía previsto concentrarse en Belgrano y Paseo Colón para luego dirigirse hacia el Centro Cultural Kirchner, donde se desarrollará la cumbre. Organizaciones sindicales como la CTA que conduce Hugo Yasky, por otra parte, tenían previsto movilizarse desde los alrededores del Ministerio de Trabajo.

Por ahora, la CGT, atravesada por sus propias internas, no confirmó que vaya a movilizarse en defensa de la Vicepresidenta, más allá de la decisión de los gremios más afines al kirchnerismo que sí lo harán, como la Asociación Bancaria, que lidera Sergio Palazzo, o Camioneros, que conduce Pablo Moyano.

“El Frente Sindical y gran parte de la CGT van a estar en la calle. Si no hay una movilización contundente en la calle, estos tipos siguen avanzando”, dijo Moyano este viernes, contra la Justicia. No hubo señales desde el sector más “tradicional”, que comandan Héctor Daer y Carlos Acuña.