La inflación tampoco cederá en septiembre por el combo de la devaluación, tarifas y el combustible

Se espera que el índice de precios de agosto, que difunde el INDEC este miércoles, sea de alrededor de 6,5%. Los aumentos que ya están impactando en la que se conocerá el mes próximo.


Este miércoles se conocerá el índice oficial de inflación de agosto, que rondará el 6,5%. La pregunta es: ¿en septiembre será sustancialmente menor?
Los alimentos, uno de los rubros que más pegan en el bolsillo, volvieron a dar un salto: habían arrancado el mes con subas del 1%, pero ahora ya suman un alza de 2,7%.


El aumento de combustibles, que se concretó el 20 de agosto, también tendrá impacto en el índice que se está formando durante este mes, porque tiene efecto de “segunda vuelta”. Y el 1° de octubre debería aplicarse parte del postergado aumento del impuesto a los combustibles líquidos, que de concretarse irá directo a precios.
Y atención, no hay que olvidar que hace una semana el Gobierno actualizó los precios de los biocombustibles (que se utilizan para cortar el gasoil y las naftas), con lo cual es posible que las petroleras los trasladen a las pizarras.
El aumento de tarifas debería impactar en el índice de octubre, porque las facturas con la segmentación y quita de subsidios recién se confeccionan ahora y llegarán a los hogares, consorcios y comercios en los primeros días del mes próximo.
Lo cierto es que muchos sectores ya anticiparon subas en sus productos (por ejemplo, panaderías) con el argumento de que deberán afrontar ese mayor costo.
Otro factor adicional es la suba del dólar oficial. En los primeros días de septiembre, el Banco Central (BCRA) empezó a hacer correr la devaluación del peso a un ritmo del 6,8% mensual (crawling peg), una velocidad cercana a la inflación. La decisión acortará el quebranto que surge entre el valor de ese dólar y el del dólar soja. Pero siempre impacta en la inflación.
Qué alimentos aumentaron más en lo que va de septiembre
El precio de los alimentos y bebidas aumentó 2,7% promedio en la primera semana de septiembre, acumulando una suba de 6,8% promedio en las últimas cuatro semanas.
Los datos corresponden al relevamiento semanal de la consultora LCG, que mide 8000 alimentos y bebidas en cinco cadenas de supermercados. El trabajo señala que la suba de precios de los alimentos promedió 2,66% en la primera semana del mes, 0,84 puntos porcentuales más que en los siete días previos.
Según la consultora, carnes y panificados aportaron 1,9 pp a la variación, un 70% del total. El porcentaje de productos con aumentos semanales fue del 25%.
• Panificados, cereales y pastas: 5,1%;
• Comidas listas para llevar: 3,9%;
• Carnes: 3,7%;
• Verduras: 3,5%;
• Aceites: 2,5%;
• Azúcar, miel, dulces y cacao: 1,8%;
• Bebidas e infusiones para consumir en el hogar: 1,7%.
En tanto, las categorías lácteos y huevos; frutas y condimentos mostraron bajas en los precios tras los fuertes incrementos de las semanas previas.