Los salarios crecieron 20,6% pero perdieron frente a la inflación del 23% en el primer cuatrimestre

En abril, el ingreso del sector informal logró ganarle al costo de vida por primera vez en el año. El sector público y el privado registrado quedó por debajo del nivel de precios.
El ingreso de los trabajadores sigue sin poder ganarle a la inflación, pese a la reapertura de varias negociaciones paritarias. En el primer cuatrimestre del año el salario promedio acumuló una suba del 20,6%, esto es, 2,5 puntos por debajo del 23% del incremento del nivel de precios de ese mismo período.

En abril, la suba promedio fue del 5%, un punto por debajo del 6% de la inflación de ese mes. En tanto, el salario de los trabajadores informales creció 7,1% y logró ganarle por primera vez en el año.

Por otro lado, el ingreso de los empleados públicos subió 2,7% y el del sector privado registrado lo hizo 5,6%, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

La suba del salario del sector público fue menor al promedio general tras un fuerte incremento que superó el 12% de marzo.

Qué pasó con los salarios en el primer cuatrimestre del año
En los primeros cuatro meses del año, no lograron ganarle a la inflación ni los salarios del sector privado ni el de los empleados públicos, dejando al descubierto el fuerte impacto de la suba de precios en los ingresos de los trabajadores.

Dentro del sector privado, los salarios de los empleados registrados mostraron en el primer cuatrimestre una mejora del 21%, por debajo del 23,1% de la inflación; mientras que los ingresos de los trabajadores no registrados lo hicieron apenas 18,5%, es decir que quedaron 4,6 puntos por debajo del costo de vida.

Por su parte, el salario de los empleados públicos acumuló una suba del 21,3% en promedio y quedó por encima del resto de los trabajadores, aunque tampoco logró ganarle a la inflación.

Cómo se comportaron los salarios en la comparación interanual
En abril, los salarios subieron 58,4% en promedio de todos los sectores en comparación con el mismo mes de 2021 y quedaron apenas por encima del 58% de la inflación de ese período.

Ese resultado fue explicado principalmente por la suba de los salarios de los empleados públicos, que, con una mejora interanual del 65,5%, quedaron 7,6% por encima de la inflación.

Mientras que el gran perdedor fue el sector informal, cuyo ingreso creció 49,4%, casi 9 puntos por debajo del coto de vida. A esta situación responde en gran medida el creciente malestar social que gana espacio en las calles.

En el caso del salario de los trabajadores registrados del sector privado subió 57,7%, y quedó cerca de empatar a la inflación anualizada. Así, cada vez son más los empleados formales que caen bajo la línea de pobreza.