Proponen a la Ruta de la Yerba Mate como patrimonio cultural de la nación

Un grupo de legisladores de Corrientes y Misiones buscará declarar patrimonio cultural de la nación a la Ruta de la Yerba Mate, un recorrido económico y turístico que vincula a las dos provincias del nordeste argentino.

La denominada Ruta de la Yerba Mate fue declarada “patrimonio cultural, histórico, turístico, paisajístico, productivo, gastronómico e industrial de Misiones”. Contempla puntos estratégicos en términos turísticos para la región. En Misiones conecta a las Cataratas del Iguazú, los Saltos del Moconá, las Reducciones Jesuíticas y el Parque Temático Santa Ana. En Corrientes une a los Esteros del Iberá con el turismo religioso y la pesca deportiva.

“La ruta de la Yerba Mate debe ser reconocida por el gran valor histórico, turístico, cultural y productivo para la región y el país”, señaló el diputado correntino Jorge Vara (Juntos por el Cambio). A esta iniciativa se sumaron legisladores y legisladoras del Frente de Todos, tanto de Misiones como de Corrientes.

“A su vez, pedimos que se promueva esta iniciativa a nivel mundial, para declararla como patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco”, indicó Vara, y detalló que “la ruta se extiende por las provincias de Misiones y el nordeste de Corrientes: por la costa del río Uruguay hasta Tapebicuá, y rodeando el Iberá, Loreto, San Miguel y Concepción, en cercanías del antiguo camino real”. “Esta vía une e integra a todos los pueblos que antiguamente se ubicaban bajo la línea de las misiones jesuíticas y los pueblos guaraníes vinculados.

Podríamos decir que la yerba pertenece a los guaraníes y la ruta a los jesuitas, quienes se encargaron de difundirla y expandirla a los confines de la Patagonia argentina y chilena, y a Europa, donde se conocía como té de los jesuitas”, añadió el legislador de Corrientes.