Gabriel Boric impulsa una reforma previsional para un modelo mixto como Uruguay

El presidente de Chile quiere debatir el futuro de las pensiones. El nuevo proyecto entraría en el Congreso en julio.
Gabriel Boric suele distenderse en su despacho escuchando Sui Generis, la emblemática banda de rock argentino de los años ‘70. El presidente de Chile comienza a ser castigado por el estrés a dos meses de su asunción en el Palacio de la Moneda. Tiene varios frentes abiertos: pospandemia, conflicto mapuche, reforma constitucional y hasta una inusual alza de la inflación.

Pero hay algo que le quita el sueño: el futuro del sistema previsional.

Las Administraciones de Fondos de Pensiones (AFP) están en la mira desde la campaña electoral. Creadas durante la dictadura de Augusto Pinochet, se trata de instituciones financieras privadas que administran los ahorros individuales para las futuras pensiones de los chilenos. “La reforma probablemente llegue para julio al Congreso”, dijo a TN el economista de la Fundación Sol y experto en materia jubilatoria Marco Kremerman.

“La idea es ir a algo mixto. Las AFP no van a seguir existiendo como eje central de pensiones en Chile, pero van a seguir siendo un actor importante”, indicó.

Qué está pasando hoy con las jubilaciones en Chile
En los últimos años ha crecido el movimiento “Basta de AFP” que busca una reforma integral del sistema de pensiones en el país vecino. El debate se profundizó durante la pandemia a causa de los varios retiros de fondos de pensión aprobados para enfrentar la emergencia social generada por el coronavirus. Las consecuencias de estos “adelantos” son palpables.

“Hoy hay 1.956.000 personas sin ahorro” en sus cuentas de pensión. “Y hay 1.045.000 con un ahorro muy pequeño, inferior a los 100 mil pesos o 116 dólares (el salario mínimo es de 350 mil pesos o poco más de 400 dólares). Si se suman ambas franjas se trata de 3 millones de personas” en situación previsional precaria, dijo Kremerman.

De esos 3 millones, 1.722.000 tienen menos de 35 años. Pero unas 300 mil personas de entre 56 y 65 años tienen saldo 0 o menos de 100 mil pesos en sus cuentas, dijo el especialista.

Estas personas no van a quedar desamparadas. Van a depender de la Pensión Garantizada Universal financiada por el Estado y que llega 185 mil pesos (217 dólares).La pandemia dejó al descubierto una situación difícil. Pero no nueva. “Antes del primer retiro (de los fondos de pensión) cerca del 80/85 por ciento de las personas a punto de jubilarse tenían un ahorro que no les permitía tener una pensión superior a la mitad de un salario mínimo”, señaló Kremerman.

Cómo será la reforma previsional que impulsa Gabriel Boric en Chile
Para el experto, el proyecto oficial se asentaría en dos elementos. El primero busca llevar la Pensión Garantizada Universal a 250 mil pesos (290 dólares) y que cubra al 100% de los jubilados.

“El otro punto es incorporar la seguridad social al sistema de cuentas individuales. Hay un proceso de consulta ciudadana y se espera que el proyecto llegue al Congreso en julio. Pero hoy no hay una coalición legislativa dominante. Va a depender qué tipo de propuesta se presente y si hay una movilización social o no”, dijo Kremerman.

El sistema apunta a un modelo mixto. “Quizás con el 60% dominado por las AFP y el 40% por el Estado”, indicó.

La idea de una reforma previsional no es impulsada solo por el oficialismo. Ya en campaña, el entonces candidato derechista José Antonio Kast hablaba de un nuevo sistema. “Una Reforma Previsional justa, con oportunidades para nuestros adultos mayores!”, escribió en un tuit el 17 de febrero de 2021. Sin embargo, mantenía a las AFP como pilares del sistema con algunos cambios.

Por ello, el proyecto de Boric corre riesgo de naufragar en el Congreso si no logra consensuar un modelo en el que las AFP mantengan su participación en el mercado.

El movimiento “Basta de AFP”
Luis Mesina es el vocero de la Coordinadora Nacional de Trabajadores No+AFP . En diálogo con TN, dijo que Boric planteaba la eliminación de las AFP, pero fue moderando la propuesta y empezó a plantear la gradualidad. “Hoy no se sabe hacia dónde marchará el modelo de pensiones chileno”, afirmó el ex vicepresidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Chile.

Mesina dijo que Chile ya tiene de facto un sistema mixto de pensiones porque el Estado paga lo que se llama “pilar solidario”. “Se usa para subsidiar las pensiones exiguas. De cada 100 pensiones, 67 las paga el Estado”, indicó. Pero las mujeres que se jubilan a los 60 años deben esperar hasta cumplir 65 para acceder a esta contribución estatal que mejore su pensión hasta llegar a los 185 mil pesos (217 dólares, el 60% del salario mínimo).

“La mitad de las mujeres que se jubilan (a los 60 años) en Chile obtienen un ingreso de 35 mil pesos (40 dólares). Eso alcanza para 19 kilos de pan”, graficó. Los hombres se jubilan a los 65 y ya tienen derecho a ese ingreso solidario para completar su pensión hasta 185 mil pesos.

Para el dirigente, las AFP tienen un mercado cautivo. “Nos cobran una comisión del 10%. Es mucho dinero. Uno está obligado a pagarles. La libertad está entre elegir entre una u otra AFP, pero no hay un sistema público”, señaló. Para Mesina, “solo el 10% de los chilenos va a tener una buena jubilación” en el futuro.

“Aquí -concluyó- se está trabajando hasta morir”.