La Cámpora: “La inflación no tiene que ver con la maquinita o el gasto desmedido”

La agrupación ultra kirchnerista La Cámpora, que conduce Máximo Kirchner, emitió un comunicado este domingo en el que defendió la política del gobierno nacional para congelar los precios de 1.432 productos de la canasta de consumo masivo. Además, destacaron que las causas de los aumentos “se encuentran en una recomposición de márgenes empresarios desordenada que se debe empezar a encausar (sic, por encauzar)”.
“Ninguna de estas subas tiene que ver con “la maquinita” o el gasto desmedido. Nada de eso está ocurriendo y el contexto macroeconómico está muy lejos de presentar tensiones en la oferta productiva que justifiquen un ajuste vía precios”, expresaron en un texto que difundieron a través de sus redes sociales.
La agrupación también destacó que al día de hoy la Argentina tiene “una economía que se recupera de a poco, pero con mucho recorrido por delante para que las empresas hagan frente a la demanda interna sin sufrir cuellos de botella productivos”.
“La problemática de la inflación es multidimensional y debe combatirse teniendo en cuenta su naturaleza. Hemos vivido hace pocos años un período en el cual la visión monetarista arribó con un Estado de espaldas a su pueblo y con la inflación más alta de los últimos 30 años (53,8% en el año 2019)”, expresaron.
En esa línea, agregaron que “ese mismo año, la emisión de billetes se redujo a niveles mínimos, pero se desregularon otros frentes generando efectos inflacionarios peores: la fuga de capitales, la devaluación y la entrega del poder a grandes grupos empresarios, que, dolarizando sus ganancias, provocaron un aumento indiscriminado de precios”.
La agrupación marcó en el comunicado que “no hay dudas de que las políticas macroeconómicas son relevantes a la hora de buscar frenar la inflación”, pero asumieron que “la economía se guía a través de expectativas y es necesario coordinarlas de forma correcta para frenar el espiral inflacionario en que nos encontramos”. “La política de control de precios de ciertos productos se focaliza en una de las principales causas de la inflación actual: la concentración económica”, indicaron.
“La problemática de la concentración es una historia de larga data que se profundizó principalmente en la década de los noventa. Las consecuencias directas en el desarrollo económico se dieron por la reducción de la competencia entre firmas ante la concentración de ciertos mercados en pocas empresas. Esta concentración deriva en un proceso de desincentivo a la innovación tecnológica y genera altas barreras a la entrada de nuevas firmas en estos mercados con características oligopólicas o monopólicas”, expresaron.