Por las trabas a las importaciones hay faltantes de insumos tecnológicos

Pasado el boom de ventas de equipos nuevos, ahora aumentaron los pedidos de reparaciones. Pero las dificultades para traer elementos del exterior complican conseguir repuestos.

El año pasado, el paso masivo y obligado por la pandemia al home office y a las clases virtuales produjo un importante crecimiento de la demanda de computadoras, notebooks y tablets. Y, por supuesto, hubo dificultades para abastecer el mercado, ya que no había suficiente stock. Hoy, la compra de equipos ha caído considerablemente, a la vez que los pedidos de reparación han crecido, producto de la crisis económica. Pero algo se mantiene constante: la dificultad para conseguir insumos, que son importados.

Desde el sector explican que, si bien hay gente que tiene que seguir actualizando los equipos, las ventas se han reducido a la mitad del nivel que habían alcanzado durante la pandemia. En cambio, retornó la reparación de máquinas, porque el dólar (oficial), que el año pasado estaba en los $60 ahora ha trepado a $100, por lo que las nuevas casi han duplicado su valor en moneda local. Y a esto se suma que los salarios han ido perdiendo capacidad de compra frente a la inflación.

En cuanto a los insumos para las reparaciones, señalan que hace un par de semanas un proveedor de fuentes para PC les informó que al parecer se iban a cerrar las importaciones, para evitar que sigan saliendo dólares del país. De ser así, adelantó, es de esperar que, por el poco stock, los precios aumenten. Y si bien esta es la única firma que les ha comunicado algo, Pablo señaló que las empresas no importan constantemente, por lo que tal vez los avisos se sucedan en los próximos meses.

Insisten que la situación ha empeorado con respecto al año pasado, por las dificultades en las importaciones y por el valor del dólar, ya que, si bien los precios en esa divisa se han mantenido casi sin modificaciones, para los argentinos cada vez se torna más inaccesible. Y sumó que cada vez están entrando menos equipos e insumos, por lo que los negocios del rubro se las deben rebuscar para sobrevivir. “Se vende lo que hay y sino buscamos marcas alternativas”.