Concejales analizan declarar patrimonio histórico la comisaría Primera, la terminal vieja y el ACA

El Concejo Deliberante de Oberá dio tratamiento a la solicitud para declarar Patrimonio Histórico, Arquitectónico y Cultural edificios de la ciudad.

Este proyecto es impulsado por la Comisión de Cultura, Deporte, Educación y Turismo, que dio tratamiento a la solicitud del Colegio de Arquitectos de Misiones de protección de diferentes edificios de la Capital del Monte, entre los que se encuentran la Comisaría Primera (1935), Terminal de ómnibus (1958) y la estación de servicio ACA (1948).

Cabe destacar que, mediante Ordenanza N° 2783-2019 se autorizó la construcción del nuevo edificio para la Seccional Primera, obra que debe respetar la fachada histórica ubicada en la intersección de la Avenida José Ingenieros y Avenida Sarmiento.

Respecto a la ex Terminal de ómnibus, es de público conocimiento que la misma se halla demolida, quedando solamente vestigios de la obra, todo ello en el marco del concurso que convocó oportunamente la comuna con los colegios profesionales de Arquitectura e Ingeniería para elaborar el anteproyecto de la obra, lo que abarca el ex edificio de la Municipalidad -destruido parcialmente en el recordado incendio del 20 de junio de 2009-, la Casa de la Cultura y la ex terminal de ómnibus, por lo que se ha perdido el objeto de lo peticionado.

La vicepresidente del Concejo Deliberante, Lilian Vega, explicó sobre el caso del edificio del Automóvil Club Argentino que, teniendo en cuenta que es una estación de servicio cuyas instalaciones corren riesgos debido al manejo de líquidos inflamables y la antigüedad su estructura.

“Entendimos que es necesaria una renovación edilicia. Para interiorizarnos de esto, los concejales nos reunimos con técnicos de YPF y el ACA, que nos informaron que en esa reestructuración tienen previsto una necesaria restauración de tanques contenedores de combustible por lo que resulta imposible conservar la estructura de la Estación de Servicio”, expresó la funcionaria.

Indicó que han considerado las cuestiones de seguridad para los vecinos y el peligro a futuro de que se produzcan derrames de combustibles que contaminen las napas de agua por falta de mantenimiento.

“Son muchos puntos a tener en cuenta para llegar a tomar una decisión, por ejemplo, de no poder adecuar la Estación de Servicio, no podría funcionar como tal, en consecuencia, se perderían las fuentes laborales. Por otra parte, tuvimos en cuenta que el espacio fue declarado como lugar histórico mediante Ordenanza N° 1956-2010 obrando una placa conmemorativa en el icónico tótem que la caracteriza. Hemos consensuado con los propietarios del espacio que, en una futura remodelación, este tótem histórico que demarca el ACA se preserve tal como está en la actualidad”, puntualizó.

Vega comentó que “entendemos que no siempre estas decisiones conforman. Todos queremos preservar y resguardar la historia de Oberá, pero analizando y escuchando a los técnicos en el caso del ACA, tuvimos que pensar primero en la seguridad de los vecinos para tomar una decisión que para nada fue sencilla, pero confiamos que es la mejor”.

Consultada sobre las obras de remodelación que se proyectan, la concejal indicó que el tratamiento de la modernización edilicia quedará sujeta a la presentación del proyecto del ACA, con el correspondiente estudio de impacto ambiental para que lo evalúe el área pertinente del Ejecutivo y luego determinar si es factible su aprobación.