Minder pidió informes sobre el dinero invertido en el parque termal: “ha sido motivo de gastos millonarios por parte del estado”

La diputada provincial de la UCR, Anita Minder, solicitó mediante un proyecto presentado, que se informe acerca de los recursos económicos invertidos desde el inicio de las obras del parque termal de Oberá, hasta la fecha, además de los estudios técnicos y las intervenciones realizadas para resolver los recurrentes problemas que se presentaron a lo largo de estos años.

La perforación al acuífero Guaraní fue iniciada en el año 2003 con recursos del estado provincial que incluyó la compra del predio que luego sería el parque termal, además de un acueducto para proveer de agua a la planta potabilizadora. Ewaldo Rindfleisch entonces estaba en campaña para ser intendente y presidía la CELO.    

Asimismo, requiere los estudios de factibilidad técnica y económica que se realizaron para determinar la funcionalidad del parque que afecta su inviabilidad y que recomienda su eventual cierre.

La legisladora recordó que en octubre de 2012 se inauguró el parque “Termas de la Selva” en el municipio de Oberá, durante la gestión del cuestionado intendente Ewaldo Rindfleisch; en aquel momento, a tres semanas de su flamante inauguración comenzaron los problemas técnicos con el sistema de bombeo para la extracción del agua termal. Esto habla a las claras de la improvisación y de la absoluta falta de control al poner en marcha este millonario emprendimiento sin la más mínima seriedad y responsabilidad, derivando en problemas cada vez más serios, con cierres temporales y un eventual cierre definitivo de acuerdo a lo expresado por el intendente obereño.

Durante los primeros años el predio estaba en manos del matrimonio Rindfleisch: el entonces intendente, como presidente del consorcio Termas de la Selva, integrado por la Municipalidad de Oberá y la Cooperativa de Electricidad de Oberá Ltda. – CELO – y su esposa Nori Eichelt como coordinadora y administradora del emprendimiento.

En el año 2016 el actual intendente de la comuna obereña pregonaba haber logrado la reducción presupuestaria en el gasto operativo del parque de referencia, considerando un supuesto interesante equilibrio de control y eficiencia en pos de normalizar los servicios y las fuentes de trabajo.  “Sin embargo, parece  no fue así, y a pocos días de la temporada invernal nos sorprendió la noticia de que una solución formal no está en los planes del jefe comunal, generando el malestar de todos los actores involucrados de una manera  u otra en este emprendimiento”, señaló Minder.

“El parque ha sido motivo de gastos millonarios por parte del estado provincial y comunal”, planteó Minder, analizando que “que cerrarlo sin un estudio técnico de factitibildad que respalde la decisión,  es un despropósito absoluto teniendo toda la infraestructura necesaria para hacerlo útil y funcional”.