Tasa forestal para rollos de madera: “Otro obstáculo más para trabajar en Misiones”

La imposición de la tasa forestal para rollos de madera provenientes de bosques implantados que ingresan a la provincia, es un paso más que da el gobierno renovador para desalentar la producción y el trabajo en Misiones.
Con esta medida inconsulta, la Renovación agrega otro factor más de desaliento a la industria misionera, que se suma a las aduanas internas de la ATM (Agencia Tributaria Misiones), a la inseguridad jurídica, al deficiente sistema de distribución de energía, a la fijación caprichosa de precios por parte del INFOPRO, etc.
Estas decisiones del gobierno provincial desalientan a los industriales misioneros a seguir invirtiendo y apostando a Misiones. Generan el marco adecuado para que se produzca un éxodo de empresas y emprendedores hacia la vecina provincia de Corrientes, que ofrece mejores condiciones.
Lejos de propiciar un marco de previsibilidad, de reglas claras y permanentes, que garanticen las mejores condiciones para la inversión y el empleo, el gobierno renovador crea tasas e impuestos a medida que necesita fondos para mantener un estado ineficiente y superpoblado.
Sin prisa, pero sin pausa, el gobierno provincial viene desalentando la inversión privada en Misiones. Detrás de cada proyecto de inversión que elige otra provincia para radicarse, se pierden cientos de puestos de trabajo para los misioneros. Si bien es cierto que por imperio de la pandemia las fronteras están cerradas y esta situación favorece al comercio y el empleo, en algún momento se volverán a abrir los pasos fronterizos y las asimetrías se harán sentir con toda su fuerza. En este sentido, el gobierno provincial debería aprovechar para establecer un marco propicio a mediano y largo plazo, que aliente la inversión privada y la generación de empleo formal.
La tasa forestal (2%), funciona en la práctica como un impuesto más. La supuesta contraprestación que la justifica, no se verifica en la realidad. Solo constituye un sobrecosto más que deben pagar los industriales madereros misioneros. Ahora también quienes ingresan materia prima desde otras jurisdicciones para ser industrializada en Misiones.


alfredo schiavoni