Alberto ordenó no arreglar con Bullrich y pedirá una indemnización

El presidente Alberto Fernández reclamará en la justicia civil una indemnización por los dichos de Patricia Bullrich, presidenta del PRO, sobre presuntos hechos de corrupción alrededor del contrato con Pfizer, que nunca se concretó para la llegada de vacunas al país. El abogado Gregorio Dalbón será el responsable de iniciar una acción civil por daños contra el honor. Pese a contar con una audiencia de mediación, el jefe de Estado ya ordenó que allí no se acuerde nada. Además, el abogado pedirá que Pfizer reitere su desmentida bajo juramento. De ganar la demanda, el presidente anticipó que el dinero que la justicia ordene pagarle lo destinará al Instituto Malbrán.

El lunes cuando se supone que concluya el confinamiento de nueve días, Patricia Bullrich recibirá la citación para la audiencia de mediación, que es obligatoria en las demandas civiles. De ese encuentro participará el presidente Alberto Fernández con el abogado Gregorio Dalbón, y la ex ministra de Seguridad con su asesor letrado. Todo se realizará de manera virtual.

Será el puntapié inicial para la demanda por daños contra el honor por las acusaciones de la titular dele PRO por presuntos hechos de corrupción alrededor del fallido acuerdo con Pfizer para la compra de vacunas por parte del Estado argentino.

“Acá el Presidente debería analizar y hacerle juicio a quienes no firmaron un contrato que le significó a la Argentina no tener 14 millones de vacunas, que significan que faltan 8 millones para completar las vacunas para mayores de 60 años”, dijo Bullrich este martes.

En un escueto comunicado, el laboratorio estadounidense aclaró el lunes que no había recibido pedidos de sobornos por parte del Gobierno “en ningún momento” de la negociación que hasta ahora resultó.

En una suerte de aclaración, Bullrich advirtió que “tiene razón, porque a Pfizer no le pidieron coimas. A Pfizer le pidieron que para firmar el contrato tenía que haber una contraparte nacional. La matriz de la forma en que trabaja el kirchnerismo es esta. Yo te pongo un Cristóbal López, un Lázaro Báez, alguien que me garantiza a mí que voy a tener participación en esto”.

En esa misma línea, la líder opositora dijo que lo que hacía el ex ministro Ginés González García es “pedirle que participe una empresa. Este intermediario que yo vengo planteando hace tiempo y ahora el Presidente se puso bravito, pero lo vengo diciendo hace meses y no escucha”.

Ante la controversia Alberto Fernández decidió iniciar una acción civil, ya que desde 2009 las injurias no pueden penalizarse y por eso se acciona en ese fuero, sobre todo cuando se tratan de “injurias que refieren a hechos de interés público como en este caso”, explicó el abogado Dalbón a Clarín.

A criterio de los demandantes, los dichos de Bullrich son “de una importante gravedad institucional, como presidenta del principal partido opositor con declaraciones que injurian al presidente de la Nación”, indicó el abogado.

Por otro lado, el Presidente junto al abogado Dalbón pedirán citar a directivos de Pfizer, para que bajo juramento de ley reiteren lo volcado en el comunicado de prensa.

Ante la posibilidad de ser obligada a pagar una indemnización, Bullrich no se inmutó: “Que venga por mis bienes. Tengo un departamento y un auto, no soy kichnerista; no vivo en Puerto Madero y ante la justicia llevaré todas las pruebas necesarias”, dijo este martes en TN.