Trabajadores de la salud robaban vacunas y las vendían

En el Hospital San Roque de la ciudad de Esquina, Corrientes, un enfermero y la responsable del suministro de vacunas robaban dosis para vender.

Tras los rumores de irregularidades vinculados con la inoculación en el Hospital San Roque de la localidad de Esquina, en Corrientes, su director, el Dr. Leandro Ramírez denunció que dos empleados robaban vacunas contra el coronavirus. A su vez, las vendían en el mercado negro.

En cuanto a las dosis de Sputnik V, las ofrecían a 8 mil pesos, mientras que las de Sinopharm, a 9 mil. Los involucrados son Sara Gutiérrez, responsable del suministro de vacunas en el hospital, y el enfermero Guillermo Barrios.

Si bien la Justicia ordenó secreto de sumario y no se dio a conocer aún cuántas vacunas fueron robadas y vendidas, el Ministerio de Salud de la provincia repudió el hecho. En un comunicado, expresó: “Al tomar conocimiento del caso, la Asesoría Legal de la cartera dio aviso a la Fiscalía de esa ciudad para que de forma inmediata se dé curso a la investigación correspondiente”.

Por lo pronto, se realizaron allanamientos a los implicados y fueron detenidos. También se allanó a un comerciante.

Respecto a la investigación, abordará tres cuestiones vinculadas al hecho: primero, se buscará saber cuál fue la cantidad exacta de dosis sustraídas; luego, se averiguará sobre qué pasó con la gente que debía recibirlas; y, por último, se dará con los compradores.

Cabe mencionar que en el Hospital San Roque piensan que el arribo acelerado de dosis contra el coronavirus en las últimas semanas podría haber ayudado a que se las roben. Mientras tanto, Corrientes recibió en los últimos días más de 21 mil vacunas de Sinopharm y 16 mil de Sputnik V.