Fernández anunció la compra de 1000 luces leds y cámaras de tránsito para la autovía

Así lo dijo el intendente Carlos Fernández en declaraciones radiales. La compra sería a la fábrica de luminarias leds ubicada en el parque industrial de Posadas, con un interés del 11% anual. El costo que tendrán las mismas aún se desconoce, según indicó Fernández.  

El jefe comunal brindó una entrevista al programa Sentido Común de Radio Show. Entre otros temas, mencionó sentir orgullo porque Oberá salió en la revista de ATE como la comuna que generó más aumentos salariales a los empleados municipales del país. 

Habló también de los salones de fiestas y peloteros que siguen sin ser habilitados, con excepción de un salón de fiestas ubicado sobre ruta 5 que hace meses trabaja bajo protocolos. 

Fernández insistió haciendo alusión a su título de médico pediatra, que los peloteros y salones infantiles no son autorizados a funcionar porque, a diferencia de los jardines de niños, no se puede generar “la burbuja”. En un jardín asisten diariamente los mismos niños, mientras que en un pelotero son diferentes. 

Además enfatizó en que no se pueden establecer protocolos para evitar que los niños mantengan distancias y no tengan contactos físicos, razón por la que en Oberá siguen prohibidos su funcionamiento a diferencia de otras como Posadas donde ya fueron rehabilitados. 




Respecto a las luminarias, el intendente anticipó que el municipio comprará 1000 luces led para colocar en avenidas y calles principales, trasladando las existentes a zonas periféricas. Actualmente, Oberá es una ciudad pésimamente iluminada, con luces led solo en plazoletas y un par de avenidas. José Ingenieros, una de las arterias principales, aún posee viejas lámparas con nula iluminación que favorece a los hechos delictivos.  

“En la autovía nos faltan 100 lámparas, poder tener con lámparas led va a cambiar mucho”, señaló el intendente citando otros puntos a ser iluminados con esta tecnología como la zona del Salto Berrondo, además sobre las rutas. “Esto va a evitar accidentes”, manifestó agregando que “vamos a instalar cámaras de control de tránsito, la gente se va a sentir mejor si tiene seguridad”. Además habló de la velocidad en la autovía diciendo que “no hace falta ir a 120 como hacen muchos que no tienen capacidad de pensar, se puede ir a 60, los semáforos están sincronizados a 60 km por por hora, debería ser a 40, pero si tenes buen auto vas a poder frenar”, dijo. 


“Podemos evitar accidentes, cada accidente es un costo no solo social si no también familiar”, expresó. 

Por otro lado, anunció también la licitación del acueducto que “es un sueño que tengo yo y el equipo”, dijo. 
Según el jefe comunal, el 5 de enero se licitará el acueducto norte “que va a servir para los próximos 40 a 50 años”, aseguró.

Por último destacó la ayuda del gobernador “por tenernos presentes para ser capital federal alternativa en el país”.

Contó que el martes pasado, el municipio tuvo la primera reunión por este tema con el Ministerio de Defensa y con el Instituto Geográfico Nacional “porque vienen a trabajar a Oberá con drones para hacer un relevamiento”, aseveró mencionado que “tenemos antenas satelitales en obras públicas”.

Fernández afirmó que Oberá “será el eje de la defensa en la región” y que “estamos dentro de las 10 primeras (capitales alternas) para hacer este trabajo, en enero van a estar acá en Oberá… a lo mejor nos traen algo más”, especuló. 

El intendente aseguró que “Oberá va a ser la segunda capital alterna donde trabajará el gobierno nacional y en enero van a estar acá trabajando con el equipo técnico de la municipalidad, la unidad ejecutora, desarrollo urbano con esto del planteo de la defensa, de cómo va a ser la logística, estamos en la primera etapa de trabajo, primero va a ir a Río Grande y la segunda somos nosotros, es un orgullo. Todavía la sociedad no dimensiona la importancia de lo que va a pasar en Oberá”, insistió. 

Para cerrar aseguró que en los 5 años que lleva como intendente “nunca salí de vacaciones”.