Closs dijo que está triste por el veto de Alberto Fernández

El ex gobernador renovador y actual senador Maurice Closs dijo estar triste y sorprendido por el veto presidencial a la zona aduanera Misiones.

“No era necesaria” la decisión tomada por Alberto Fernández aseguró el vicepresidente del Senado de la Nación aseverando que el veto a bajar impuestos federales en la provincia le generó “desazón y sorpresa” ya que “el Presidente estuvo aquí y reconoció la realidad específica de Misiones”, dijo en referencia a la situación de asimetrías fronterizas con Brasil y Paraguay. 

La alta presión fiscal Argentina (impuestos nacionales, provinciales y municipales), hacen al país poco competitivo en precios, por lo que en provincias como Misiones, es normal cruzar el puente para hacer compras más baratas del otro lado. En ese sentido, a Misiones no solo le afectan los impuestos federales, sino también Ingresos Brutos que Rentas cobra incluso antes de ingresar en aduanas internas, pero esto es algo que el gobierno renovador no menciona. 

Carlos Rovira y compañía esperaban, o eso decían, que el gobierno proteccionista de Alberto Fernández bajara impuestos a Misiones por estar en zona fronteras (crear una zona franca), políticas que aplican países como Brasil para lograr competitividad, pero desde Buenos Aires el presidente vetó la ley, y es que en la historia, los gobiernos de izquierda (excepto el laborista neozelandés) nunca bajan impuestos, al contrario, agregan más, sobre todo en Argentina donde el gasto público sube constantemente y la emisión no alcanza.  


Fernández argumentó el veto en una eventual caída de la recaudación y dado el agujero fiscal que tiene el país, quitar o bajar la presión fiscal no es una opción para el gobierno.

“Hay tristeza porque se ha perdido una oportunidad de tener una legislación que potencie a Misiones”, dijo Closs.