El 55% de los argentinos cree que la gestión de Fernández es mala y empeorará en 2021, a 32% le preocupa la corrupción

Es el ranking más incómodo. El que los políticos desean leer al revés. O se alegran si aparecen últimos. Una nueva encuesta nacional, que coincidió con el año de gestión del Frente de Todos, permite elaborar un top ten con los principales políticos del país, según su imagen “muy mala”. El rojo oscuro del lado negativo.

El estudio es de Synopsis, una consultora con cinco años en el mercado y que todos los meses publica un monitor de opinión pública con las variables de coyuntura. El paquete incluye la ponderación de los dirigentes oficialistas y opositores más conocidos. De Cristina Kirchner a Mauricio Macri. Y de Alberto Fernández a Horacio Rodríguez Larreta.

El último relevamiento se hizo entre el 4 y el 8 de diciembre. Fueron 1.231 casos en todo el país, con +/- 2,9% de margen de error. En los primeros gráficos del informe se confirma un dato que había aparecido en otras encuestas. Tras un alivio en noviembre, los números del Presidente y el Gobierno en general volvieron a caer este mes.

– El desempeño de la gestión del Ejecutivo nacional combina 55% de negativa y 32,7% de positiva, la peor performance desde que asumió la nueva administración.

– Creció la preocupación por la corrupción (32%) y la inflación (25,5%).

– El 54,9% cree que la situación económica en un año estará “peor”.

También bajó la imagen del Presidente, que ahora suma 34% a favor y 53,6% en contra. Y dentro de esa valoración negativa, Alberto F. empieza a consolidar un grupo duro (y alto) de rechazo. Su ponderación “muy mala” ya está en 41,4%. Esto lo ubica en el quinto lugar si se toma este parámetro para ordenar a los 10 políticos evaluados por Synopsis.

La peor en el rubro, siempre según los números de este sondeo, es Cristina. La vicepresidenta llega a 60% de imagen “muy mala”. A eso suma apenas 4,9 puntos de valoración “mala”. Es decir, los que no quieren a la ex presidenta, la rechazan muy fuerte.

Con Alberto F. empieza a pasar algo similar, aunque en escalas menores. Tiene 41,4% de valoración “muy mala” y sólo 12,2% de “mala”. Lo que más impacta, de todos modos, es la tendencia: después de haber alcanzado un pico a su favor entre marzo y abril, continuó con balance positivo hasta mediados de año. Pero siguió cayendo y hoy el diferencial resulta claramente negativo.

Volviendo al ranking más incómodo, entre la vice y el presidente quedan otros tres referentes del oficialismo: Máximo Kirchner suma 57,5% de imagen “muy mala”, Axel Kicillof 53,6% y Sergio Massa 48,7%. Si se le agrega la valoración “mala” (18,3%), el titular de Diputados es el político con negativa más alta: 67%.

La tabla la completan cinco opositores. El que muestra mayor rechazo duro de ese grupo es Macri, con 36,6% de imagen “muy mala”. Si se le suman los 18,1 puntos de valoración “mala”, totaliza una negativa de 54,7%. En otras encuestas, el ex presidente es el que peor ponderación muestra.

Debajo de Macri (en este caso quiere decir mejor que él) vienen María Eugenia Vidal, José Luis Espert, Rodríguez Larreta y Roberto Lavagna. Cada uno merece su propio análisis.

– La ex gobernadora, con 27,7% de “muy mala” y 13,5% de “mala”, es de las pocas que termina con diferencial de imagen a favor, ya que contrapone 21,4% de “muy buena” y 21,3% de “buena”: 42,7% total positiva vs. 41,2% total negativa. Respecto a otras encuestas, Vidal es de las que más dispersión de números exhibe.

– Lo de Espert también es curioso. Como muchos dirigentes K, el economista suele tener mejor intención de voto (relativa, por supuesto) que imagen. En los números de Synopsis combina 22,3% de “muy mala”, 19,4% de “mala”, 15,2% de “buena” y 5,8% de “muy buena”.

– El jefe de Gobierno porteño, en tanto, sigue siendo el que mejor diferencial tiene (10 puntos a favor), gracias a una positiva de 44,1% (20,4% de “muy buena” y 23,7% de “buena”) y 34,1% de negativa (16% de “muy mala” y 18,1% de “mala”). A medida que se convirtió en el principal rival del kirchnerismo, Larreta empezó a perder imagen neutra (ahora suma 18,8% contra 26,5% de agosto) y entró en la lógica de la grieta, con más adeptos, pero también c con más detractores.

– Lo de Lavagna, por último, parece historia repetida. Cuando el ex ministro está corrido de la coyuntura y la actualidad, mejora sus números. Cuando se embarra en el debate y es candidato, baja. Ahora es el que menor rechazo tiene: 12,3% de imagen “muy mala” y 19,6% de “mala”.