Relanzarán el programa “Carne Para Todos” con precios desde los 250 pesos por kilo

Se trata de un programa de “carnicerías móviles” a partir de la reinaguración, en Avellaneda, del Frigorífico Pilar. Las “carnicerías móviles” son camiones frigoríficos de unos 20 metros de longitud que contarán con despachantes “preparados para garantizar la seguridad e higiene, respetando estrictamente el protocolo en contexto de Covid”.

Según un comunicado, la carne para milanesa se venderá a 300 pesos, el kilo de vacío costará 330 pesos, el kilo de carne picada costará 240 pesos. El bife ancho estará a 270 pesos, la falda costará 250 pesos y la paleta, 290 pesos. Los dos cortes que ofrecerán carne de cerdo costarán 250 pesos (pechito y carré).

Los camiones recorrerán el interior bonaerense y también otros puntos del interior del país y ofrecerá “cortes populares con rebajas de alrededor del 40% comparado con los precios que se exhiben en las góndolas”.

La empresa precisó además que está en condiciones de producir y entregar unas 250 toneladas mensuales, una cantidad exigua para lo que es el consumo diario, “pudiendo acercar nuestros productos a 65.000 familias”. También se ofrecerán cajas de 5 kilos de distintos tipos de corte en las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe y Cuyo a través de camiones con una capacidad de hasta 10 toneladas de carga.

A mediados de noviembre, el presidente Alberto Fernández había encabezado el anuncio de un proyecto de inversiones por USD 187 millones por parte de los integrantes del Consorcio de Exportadores ABC (Argentina Beef Consortium, los frigoríficos más grandes del país, que representan el 90% de las exportaciones y 40% de la faena nacional).
En esa ocasión, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, había dicho que la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, estaba en tratativas con ABC para ofrecer “asado a precios accesibles” para la Navidad.

Según un reciente informe de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), el consumo de carne vacuna en la Argentina cayò este año a un piso histórico de 50 kilos por habitante.