Aseguran que los medicamentos para jubilados aumentaron cuatro veces menos que en 2019

La caída general del poder adquisitivo de la mayoría de los haberes de los jubilados en lo que va de 2020 se compensó con una mejora en lo referente a la canasta de medicamentos más utilizados por los adultos mayores, que en los primeros diez meses tuvieron un aumento nominal inferior a la inflación global y cuatro veces inferior al del mismo período de 2019.

Una investigación del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) destacó la “significativa” desaceleración de los incrementos de los precios de los medicamentos en “más de 60 puntos porcentuales”, ya que en enero octubre subieron 82,1% y en el mismo lapso del año en curso un 20,9%.

En ese aspecto, precisaron que desde la asunción del presidente Alberto Fernández “se alternaron períodos sin variaciones (como ha ocurrido durante los meses de enero, febrero, abril y mayo) con incrementos en los casos restantes, al que se agrega la reducción de precios acordado en diciembre del último año, promediando un aumento de 1,9% mensual acumulativo”.

“Además, se evidencia cómo la variación de precios de los medicamentos más consumidos por adultos mayores en el período diciembre 2018 a octubre 2019 superaba sensiblemente la evolución de la inflación (en más de 35 puntos porcentuales), proceso que se revierte en la etapa actual, donde el PVP (Precio de Venta al Público) queda más de 10 puntos porcentuales por debajo del promedio de precios de la economía”, indicó CEPA en su informe.

Asimismo, la entidad apreció “el cambio en la dinámica” en el PAMI en lo que respecta a los precios de los medicamentos: “luego de la implementación, en diciembre de 2019, de un incremento de 5,1% en el PVP PAMI comprometido por la gestión anterior, los precios se mantuvieron congelados durante nueve de los diez meses transcurridos, sólo evidenciando un ajuste en el mes de abril cercano al 6%”.

“Esto implica un beneficio adicional a la política de medicamentos gratuitos”, remarcó CEPA, que consideró a la política de precios para el rubro como una suerte de “movilidades jubilatorias paralelas”.

En ese sentido, enumeró las mejoras en el poder adquisitivo de los jubilados que implicaron las medidas tomadas al respecto:

. Jubilación mínima: Por la aplicación combinada de sumas fijas a principios de año, el haber mínimo tuvo un aumento superior al resto de las jubilaciones. El incremento entre puntas entre diciembre de 2019 y octubre de 2020 fue de 40,2%, en tanto los medicamentos más consumidos por adultos mayores aumentaron ó 20,9%, lo que representó una recuperación del poder adquisitivo de la jubilación mínima medida en medicamentos del 16%.

(Fuente: Noticias Argentinas)