Toma de tierras en Itacaruaré: piden que se le quite la matrícula al escribano involucrado

El abogado y diputado provincial Isaac Lenguaza advirtió sobre la inseguridad jurídica y el posible avasallamiento de Derechos producidos a partir del accionar del profesional, que sería destituido por el STJ. 

“Acá hay personas que se vieron totalmente avasalladas por maniobras dudosas que no fueron suficientemente advertidas por algunos jueces” expresó el legislador, quien acompaña a la familia de Itacaruaré despojada recientemente de la posesión de su chacra de 100 hectáreas que explotaron desde hace 40 años.
En ese caso, que no sería el único, “el título de propiedad que sirvió de base para una serie de compra-ventas, y en el que habría intervenido el Escribano Yegros, está denunciado como falso en la justicia civil desde hace tres años sin que a la fecha se haya avanzado en una sentencia; pero la justicia penal, en tiempo récord, y aún conociendo que existe la causa civil, optó por dar fe del mayor derecho sobre la chacra de gente que apareció con un supuesto título hace 15 días” resumió.
Ante esta situación y la posibilidad de que el STJ le quite definitivamente la matrícula al escribano por una serie de denuncias similares a raíz de su accionar, “solicito que tomen medidas extraordinarias para salvaguardar los derechos que podrían haberse avasallado en estas causas”.
“Soy un defensor acérrimo de la independencia de los jueces, pero existen herramientas de inspección de Justicia que ameritan activarse cuando se genera una brutal situación de inseguridad jurídica como la que objetivamente surge cuando se expulsa a un escribano de la matrícula. Todos estamos preguntándonos si la actuación del profesional habrá afectado a más personas, y cuánto tiempo hacía atrás habrá que revisar”, dijo, y advirtió que “estamos ante una situación gravísima con personas fuerte y directamente afectadas. Productores que tienen la chacra desde el año 57 que fueron denunciados como usurpadores de su propia tierra” agregó.
En el caso de Itacaruaré, la productora Arazi Silveira (86) y su hijo Ramón Ángel Tymcziszyn (46) se vieron despojados de la posesión de la chacra que perteneció a su familia desde el año 57 y en la que explotaban unas 25 hectáreas de yerba y 20 hectáreas de forestación. Hace apenas 15 días aparecieron dos personas con un título de propiedad, derivado de uno anterior denunciado como falso ante la justicia civil. Pese al antecedente, la justicia penal decidió, igualmente, entregarles las tierras a los supuestos nuevos dueños, cautelarmente y previo pago de una caución de 3 millones de pesos.

Mediación previa
Lenguaza recordó que presentó un proyecto de Ley para establecer un mecanismo de mediación prejudicial con intervención del IPRODHA en casos controvertidos sobre la posesión de las tierras productivas que se explotan hace años, con el fin de evitar que se llegue a situaciones límite.
“Hay miles de productores rurales sin título de las tierras que poseen, que trabajaron muy duro para tener lo que tienen. Estas familias no pueden estar expuestas a que aparezca alguien después de décadas y pretenda las tierras y lo que plantaron y sembraron arriba. La Ley debe ser justa, sobre todo, y no hay nada de justo en el avasallamiento de derechos en una provincia que reconoce oficialmente el grave problema de la regularización y titularización”, agregó.
Finalmente señaló que “hay que diferenciar muy bien el problema de la regularización de posesiones históricas, y la usurpación que es un delito y debe ser fuertemente sancionado y repudiado. El Pays defiende la posesión histórica pero jamás avalará ocupaciones y tomas de tierra, ni por parte de organizaciones cuasi delictivas que usan a la gente humilde, ni por parte de organizaciones de mucha plata que usan a testaferros con títulos truchos”.