Came rechaza el impuestazo a la yerba que pide Bárbaro para subsidiar a tareferos

El diputado por Misiones Héctor “Cacho” Bárbaro propone llevar hasta el 5% del precio promedio del paquete el valor de la estampilla y con esa recaudación crear el Fondo Especial Yerbatero (FEY).

El aumento propuesto para el impuesto sería exponencial, ya que hoy ese índice no alcanza el 1%. Con lo recaudado, se propone ayudar a los pequeños productores y también a los tareferos durante los meses de octubre y noviembre, cuando se quedan sin trabajo por la suspensión de la cosecha.

A raíz del proyecto -que ya ingresó formalmente al Congreso-, representantes de distintos sectores de la cadena productiva y dirigentes políticos manifestaron su preocupación.

Desde el sector industrial, por ejemplo, advirtieron que la propuesta de Bárbaro atenta contra la competitividad y rentabilidad de toda la cadena de valor.

Desde Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) informaron que se enviaron notas al ministro de Agricultura, Luis Basterra, y al presidente de la Comisión de Economías y Desarrollo Regional de la Cámara de Diputados, Carlos Gutiérrez, planteando su preocupación ante lo que consideraron un “impuestazo”.

“En primer lugar, este nuevo impuesto del 5% del precio promedio de venta al consumidor por kilogramo de yerba mate implica una erogación por parte del sector de entre 2,5 y 3 mil millones de pesos anuales, un 800 por ciento más de lo que representa actualmente la base del importe fijado”, señaló la entidad.

La Came indicó que “la cadena de valor yerbatera, como todas las producciones agroindustriales regionales, ya soporta una presión impositiva récord en América Latina; a la que se sumaría esta nueva tasa que sería aún más perjudicial que Ingresos Brutos”.

Asimismo, señalaron que el mayor afectado será el consumidor, ya que la yerba está presente en el 98 por ciento de los hogares argentinos y un eventual trasladado a precio podría derivar en menos ventas y también en un incremento inflacionario.

Al ministro Basterra le piden que rechace el proyecto para defender “la rentabilidad y competitividad de este sector agroindustrial que motoriza la economía de gran parte de la Región NEA”.

“Con esto busca crear un Instituto Nacional de la Yerba Mate paralelo, es algo muy perjudicial para toda la cadena productiva”, dijo el diputado Alfredo Schiavoni, de Juntos por el Cambio.

“Algo parecido se intentó con el Fondo Especial del Tabaco. Se decía que iba a sacar de la pobreza a los pequeños productores y nada de eso sucedió”, agregó el legislador en diálogo con Clarín.