Pigerl presentó un proyecto para crear un circuito turístico cultural y de la fe en Oberá

El pasado miércoles, en la última reunión de la Comisión de LEGISLACIÓN GENERAL, JUSTICIA Y COMUNICACIONES, ingresó a estudio y tratamiento el expediente 55406/20, a través del cual se propone crear el circuito turístico Cultural y de la Fe, en el departamento Oberá. El proyecto ya cuenta con el apoyo del Vicepresidente de la Cámara de Diputados, Hugo Passalacqua y del Presidente del bloque del Frente Renovador, Martín Cesino. La iniciativa pertenece al diputado Rafael Pereyra Pigerl y será analizada en la Comisión de Turismo, Comercio, Industria, Derechos de Usuarios y Consumidores.

El texto ingresado acompaña el pedido de declaración de Oberá como Capital Nacional del Inmigrante y Ciudad de la Paz. En los argumentos se plantea crear el Circuito Turístico, Cultural y de la Fe, con el fin de promover y brindar una experiencia turística basada en la cultura heredada de los inmigrantes que poblaron la zona.

El diputado Pereyra Pigerl remarca “la importancia de disfrutar de nuevas experiencias turísticas, más allá de las tradicionales. Es importante el turismo religioso porque se da a partir de la diversidad de credos como también la cantidad de templos y esculturas dispersos en la ciudad, sumados al Parque Temático Jardín Bíblico, lo que complementaría la oferta y la estrategia de fortalecimiento productivo, desarrollo económico, ecológico, turístico, socio-cultural e históricos de los municipios vinculados a la actividad turística, poniendo en valor atractivos para convertirlos en producto turísticos”, sostuvo.

Promover el desarrollo económico

El legislador argumentó que “explotar el circuito turístico, Cultural, y de la Fe, generará la posibilidad de promover el desarrollo económico, social y sustentable de nuevas actividades relacionadas lo que podría impulsar cambios y mejoras en la calidad de vida de la población”.

En este sentido indico también, que “se pondera la revalorización de las costumbres y la diferenciación e individualismo en el consumo. Las características de las comunidades locales, los recursos humanos, naturales y culturales son considerados la materia prima de la actividad.
Es necesaria la generación de herramientas para proteger los intereses de los eslabones más débiles de la cadena para asegurar la sustentabilidad de la economía regional y su capacidad de generar empleos. Para sostener el interés turístico sería necesario que la autoridad de aplicación incluya el “Circuito Turístico Cultural y de la Fe” a los programas turísticos y culturales. De esta manera se podrán sumar e incluir más sitios de importancia cultural y religiosa del Departamento Oberá”, consideró.