Concurso “Ponele música a las Ferias Francas” otorgará 50 mil pesos de premio


Ayer a medianoche venció el plazo para enviar las canciones del concurso por los 25 años de las Ferias Francas, organizado en conjunto por las Secretarías de Agricultura Familiar y de Cultura. La canción ganadora será anunciada el jueves 1 de octubre.

Con 25 canciones presentadas, cerró anoche el plazo de envío de materiales para participar del concurso “25 años de las Ferias Francas”, organizado por la Subsecretaría de Desarrollo Territorial (dependiente de la Secretaría de Agricultura Familiar) y la Secretaría de Cultura de la Provincia. La consigna a fue convocar artistas de toda la provincia que sean capaces de plasmar en una canción, el vivir y sentir de las y los feriantes en su contexto, contando su historia y tradiciones.

La canción ganadora, que recibirá un premio de $50 mil además de la grabación del videoclip correspondiente, será anunciada el próximo jueves 1 de octubre, luego de la deliberación del jurado compuesto por Belén Silva -Presidenta de la Sociedad Argentina de Escritores (Filial Misiones)-, Mauri Pérez Mondadori -arreglador y pianista- y Lucía Petry, Marina Santander de Peñalba y Eugenio Kasalaba, pioneras y pionero de Oberá, quienes consensuarán y aportarán el tercer voto.

Ferias Francas, 25 años produciendo alimentos

La primera Feria en Misiones se asentó en la ciudad de Oberá el 26 de agosto de 1995, con siete productores nucleados al Movimiento Agrario Misionero (MAM) con acompañamiento técnico del Programa Social Agropecuario (PSA) vinculado al programa Cambio Rural y PROHUERTA del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). Actualmente, cuanta con 46 productores, muchos de ellos hijos de pioneros/as.

Las Ferias Francas (FF) de Misiones constituyen una experiencia socio-organizativa que forma parte de una estrategia promovida por organizaciones de pequeños productores familiares, ONGs y algunos programas públicos para enfrentar la crisis de las producciones tradicionales de la provincia, que luego se extendió a otros lugares del país. Si en un principio se trató de generar una fuente alternativa de ingresos, mediante la comercialización directa de los productos obtenidos y/o elaborados en las explotaciones agropecuarias, gradualmente pasó a ser parte de una propuesta de modelo de producción alternativo.