Macri pide a Fernández que baje la reforma judicial

Con Mauricio Macri desde Zurich y esta vez sin Horacio Rodríguez Larreta, los integrantes de la mesa nacional de Juntos por el Cambio acordaron en una reunión virtual difundir una carta de rechazo a la reforma judicial, que será enviada a Alberto Fernández, y ratificar los cuestionamientos a otras iniciativas del Gobierno en esa área.

Después de las protestas del lunes en el Obelisco, otros puntos de la Ciudad y centros urbanos de las provincias, y ante la decisión del oficialismo de avanzar con el proyecto en el Senado, quedó fortalecida la postura más intransigente de la coalición opositora.

Como principales puntos de la reunión virtual, integrantes de la mesa enumeraron el rechazo a la reforma, a la revisión de los traslados de los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi con el conflicto por el tratamiento en el Senado luego de la cautelar de la jueza Alejandra Biotti y al intento del Gobierno de desplazar al procurador interino Eduardo Casal. Luis Naidenoff y Humberto Schiavoni expusieron sobre el escenario en la Cámara alta. Luego elaboraron un texto para entregar al Presidente, con la firma de autoridades partidarias y legisladores, en el que pidieron formalmente el retiro del proyecto en tratamiento en el Congreso.

“Todo cambio en el funcionamiento de las instituciones de la República, especialmente si se trata de la Justicia, requiere de un amplio consenso entre los partidos políticos, los sectores directamente interesados, las organizaciones sociales y los medios académicos. Estos acuerdos otorgan a las eventuales reformas de la legitimidad necesaria para perdurar en el tiempo, y la alejan de suspicacias y sospechas de torvos intereses”, sostuvieron en un tramo del texto.

La redacción quedó a cargo de Mario Negri y luego fue consensuada con otros miembros de la mesa. “Le pedimos al Señor Presidente que reflexione sobre el mensaje de la ciudadanía y retire el proyecto”, ratificaron sobre el final.

“Que después de la marcha intenten sacar dictamen es Cristina redoblando la apuesta, sin escuchar a la gente, y nos preocupa el conflicto de poderes que se puede dar en el Senado”, resumió Juan López, de la Coalición Cívica.

“Hay que estar atentos a lo que expresa la sociedad, la marcha nos interpela. Tenemos la obligación de representar a la gente que nos votó. Siempre hay que ampliar, pero no podemos abandonar a los que nos votaron”, dijo Macri desde Zurich, y al terminar la reunión celebró por redes sociales las protestas del día anterior: “Orgulloso de los miles de argentinos que salieron ayer para decirle basta al miedo y al atropello, y sí al trabajo, al respeto y a la libertad”. El Gobierno había apuntado al fundador del PRO por las manifestaciones y este martes salió a replicarlo. “No puede desconocer la irresponsabilidad que significa fomentar y alentar una marcha en plena pandemia”, lo cruzó Santiago Cafiero, jefe de Gabinate.

“Ninguno dijo algo en sentido contrario, se termina la discusión entre duros y blandos”, se envalentonaron los que pujan por posiciones más intransigentes. “Más que dureza es una cuestión de representación, en todo caso en las elecciones se verá qué propuesta tiene más consenso en la población”, había desafiado Patricia Bullrich el lunes durante la marcha, luego de que Rodríguez Larreta desestimara el liderazgo de Macri en Juntos por el Cambio. “No hay un jefe. Hay una mesa y Mauricio es parte como ex presidente, con todo el respeto que merece”, había dicho el jefe de Gobierno porteño.

Rodríguez Larreta no participó de la reunión virtual -alegó una reunión de gestión- y María Eugenia Vidal, su aliada y también con una postura moderada, esta vez se mantuvo en silencio. “Horacio se sintió tocado. Si le decís a los porteños no salgan, y salen masivamente… Para él es complicado, porque son nuestros votantes”, le pasaron factura cerca de Macri. “¿En serio creen que esa gente la juntamos nosotros? No podemos confundirnos como oposición”, relativizó otro de los que participaron. “En la coalición hay roles distintos y cada uno seguirá con el suyo”, buscaron bajar la tensión.

Esta vez se conectaron Macri desde Zurich, Vidal, Bullrich y Schiavoni (Cristian Ritondo tenía un compromiso médico) por el PRO; Negri y Naidenoff -Alfredo Cornejo faltó por un error de horarios- por el radicalismo, Maximiliano Ferraro, Maricel Etchecoin y Juan López por la Coalición Cívica y el peronista Miguel Pichetto.

A continuación, la carta completa que difundieron pasado el mediodía:

Buenos Aires, 18 de agosto de 2020

Sr. Presidente de la República Argentina Dr. Alberto Fernández S/D

De nuestro mayor consideración:

“Tenemos el honor de dirigirnos al Sr. Presidente, en nuestro carácter de presidentes de los Partidos e Interbloques de Juntos por el Cambio, a fin de solicitarle que tenga a bien retirar el proyecto de ley de “Organización y competencia de la justicia federal con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en las provincias”.

La gravedad de la crisis sanitaria que padece el país por el Covid 19, y la preocupación de todos los argentinos por las delicadas consecuencias económica sociales que estamos sufriendo y que seguramente sufriremos en el futuro, demandan que debamos concentrar todos nuestros esfuerzos y recursos en tratar de mitigar y superar esos daños, para que el país pueda volver a producir y desarrollarse en paz.

Todo cambio en el funcionamiento de las instituciones de la República, especialmente si se trata de la justicia, requiere de un amplio consenso entre los partidos políticos, los sectores directamente interesados, las organizaciones sociales y los medios académicos. Estos acuerdos otorgan a las eventuales reformas de la legitimidad necesaria para perdurar en el tiempo, y la alejan de suspicacias y sospechas de torvos intereses.

La práctica parlamentaria en relación a estos temas ha sido siempre en ese marco, la reforma de 1992 del sistema mixto, la reforma del código civil, el proyecto de código penal y la reforma hacia un sistema acusatorio de la justicia federal mostraron altos grados de consensos. El camino de la soledad de un solo bloque, no es nuestra tradición en estos temas. Y cuando lo fue, la reforma Judicial en el gobierno de la Ex Presidente Cristina Fernández de Kirchner fue declarada inconstitucional.

En el contexto actual, con fuertes restricciones para las sesiones y los debates, el Congreso se transforma en un espacio condicionado por las restricciones y el debate se anula. Además se pretende sancionar las mencionadas reformas judiciales con una inexplicable premura. No contribuye precisamente al clima de unión entre los argentinos, que enuncia repetidamente el señor Presidente y que nosotros compartimos. Los cambios judiciales parecen estar fuera de este espíritu. Asimismo, la opinión de prácticamente todos los expertos hasta ahora consultados ha dado cuenta de una serie de defectos técnicos en la iniciativa que deberían analizarse y corregirse sin la presión de los tiempos legislativos.

Por todas estas razones, le pedimos al Señor Presidente que reflexione sobre el mensaje de la ciudadanía y retire el proyecto mencionado en el comienzo de esta nota.

Hoy cualquier iniciativa en ese sentido se encontrará sujeta a sospechas y no contará con el respaldo de la gran mayoría de la población.

Por último, manifestarle que hoy lo prioritario y oportuno es encontrar una salida a la crisis económica y social de la post pandemia.

Saludamos al Sr. Presidente con toda consideración y respeto.

Alfredo Cornejo, Mario Negri, Luis Naidenoff, Patricia Bullrich, Humberto Schiavoni, Cristian Ritondo, Maximiliano Ferraro, Juan Manuel López, Miguel Ángel Pichetto