El nuevo INYM busca limitar plantaciones a 10 hectáreas por unidad productiva, cupificación y crear una obra social

MISIONES. Por primera vez en 18 años el Instituto Nacional de la Yerba Mate tendrá un directorio ampliamente integrado por misioneros, con productores de la zona centro, sur y norte representados con votos directos. En la mañana de este martes se dio la histórica votación que además se propone cambiar la agenda del organismo rector de la yerba mate, con mayores conquistas para el sector productivo que hoy está pasando por uno de los mejores momentos con un precio de la materia prima 50 por ciento por encima de los valores oficiales. Fue la más “federal” de las elecciones, con todas las zonas representadas.

Los planes más relevantes del nuevo directorio incluyen la limitación de nuevas plantaciones -a diez hectáreas por unidad productiva-, la cupificación de corte y, lo más trascendente, el diseño de una obra social para la cadena productiva, similar a la que tienen hoy los productores tabacaleros.La obra social era una idea que desde hace tiempo se venía barajando, con la resistencia de algunos sectores. El propio presidente, Juan José Szychowski es impulsor de la obra social y ahora cuenta con respaldo para trabajar en el sistema. Lo más probable es que se haga un acuerdo con alguna obra social estatal o privada, para otorgar el beneficio a la cadena yerbatera.

La votación fue equilibrada entre todas las regiones misioneras. La Asociación Civil de Productores del Norte sumó nueve votos, Chimiray seis, lo mismo que Udam.

Los nuevos directores titulares del INYM son Nelson Dalcolmo, de la Asociación Chimiray, Jonas Petterson, de la ACPYN y Claudio Hacklander de Unión de Agricultores de Misiones. Los suplentes serán Jorge Butiuk, de la Federación Agraria Argentina, Carlos “Cali” Zuberbühler, de la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (APAM) y Marisol Fracalosi, Asociación Civil, Agrícola, Ganadera y Forestal de la Zona Sur.

Participaron de la elección Enrique Kusko, Asociación Civil Productores Zona Centro, Héctor Biale, Asociación de Plantadores del Nordeste Argentino, Nelson Dalcolmo, Asociación Chimiray, Jonas Petterson, Asociación Civil de Productores Yerbateros del Norte, Jorge Butiuk y Federico Layh, Federación Agraria Argentina, Roberto Buser, Asociación Rural Yerbatera Argentina, Claudio Hacklander de Unión de Agricultores de Misiones, Carlos “Cali” Zuberbühler, de la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (APAM), Marisol Fracalosi, Asociación Civil, Agrícola, Ganadera y Forestal de la Zona Sur y César Omar Alcantara, Centro Agrario Yerbatero Argentino.

El diputado Julio Peterson destacó que por primera vez el organismo yerbatero tendrá una representación representativa de todo el universo productivo, que se concentra en Misiones, para decididamente tomar decisiones que modifiquen la realidad de las chacras.

Una de las medidas centrales en esa línea, para preservar el buen momento económico que viven hoy las chacras yerbateras, será limitar las plantaciones, para evitar las cíclicas sobreofertas. Una de las variables que se analizan es limitar en diez hectáreas las plantaciones nuevas por unidad productiva. De este modo se produciría un balance entre los pequeños productores asociados en cooperativas y los gigantes con muchas hectáreas plantadas, que pueden romper el equilibrio a la hora de fijar precios. (Economis)