La restauración del IVA disparó los precios de los alimentos

ECONOMÍA. Un informe de la consultora privada Focus Market analizó la variación de precios de los alimentos entre diciembre de 2019 y enero de 2020. Este último mes se dio la restauración del Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 21%. El mismo había sido temporalmente suspendido por el ex presidente Mauricio Macri en plena campaña electoral.

En ese marco el yogurt fue el que más se encareció con un incremento del 18,8%. Una variación intermensual altísima. Le siguieron el azúcar (18,4%), la yerba (17,7%), las conservas (15,3%) y la leche (14,6%).

Completan los primeros diez lugares la crema de leche con un 11,5%, el pan de molde con el 10,6% al igual que el aceite y el puré de tomate.

No obstante, algunos productos vivieron un proceso inverso. Fue así que la mayonesa y el chocolate pasaron a estar un 12,7% más baratos. En menor medida también bajaron los caldos (-0,5%), el queso rallado (-0,3%) y la mermelada (-0,1%).

Por otra parte, tomando en cuenta la variación interanual, es decir comparando con enero de 2019, lo que más subió fueron los snacks (107,9 %), la crema dental (95,6%) y el azúcar (95%).

También subieron considerablemente -por encima del 70%- yogurt, crema de leche, yerba, leudantes, jabón en barra, suavizantes y arroz.

 

 

SUBA DEL ARROZ

 

El precio mundial de los alimentos subió por cuarto mes consecutivo en enero pues el precio del aceite y el azúcar siguió aumentando, se indicó hoy en información emitida por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El índice general subió apenas 0,7 por ciento en enero, en comparación con el mes anterior, lo que ubicó al índice en su nivel más alto desde 2015.

Al igual que en diciembre, los principales motores en enero fueron los aceites vegetales y el azúcar, los cuales subieron 7,0 y 5,5 por ciento, respectivamente, sobre los aumentos de diciembre.

El aceite vegetal ya ha subido más de 15 por ciento en dos meses debido a la contracción de la oferta mundial de aceite de soja y de girasol combinado con un aumento en la demanda.

El precio de granos y cereales, el componente más grande del índice, subió 2,9 por ciento, el tercero más alto del índice. La FAO dijo que las alzas fueron generalizadas.

El precio del trigo fue el que más subió por temor a las cuotas de exportación en Rusia. El precio del maíz subió por una demanda mayor de lo que se esperaba y el precio del arroz se elevó debido al mal clima en varios países productores de arroz importantes.

El precio de los lácteos subió ligeramente en enero, aunque es más de 10 por ciento más elevado que durante el mismo periodo de 2019.

El precio de la carne bajó 4,0 por ciento. Este es el primer descenso del subíndice de la carne después de 11 meses de aumentos. La FAO indicó que el factor principal para la baja en el precio fue el descenso en las importaciones de China y de otros mercados asiáticos.

El Indice de Precios de los Alimentos de la FAO, un índice mensual, se basa en el precio mundial de 23 categorías de productos alimenticios que abarcan 73 productos diferentes comparados con un año base.