Imputan a dos policías por ejecutar a un hombre tras una persecución en El Soberbio

EL SOBERBIO. Se aguardan pericias y el llamado a declaración indagatoria a los dos policías imputados. Se tratan de un oficial subayudante Matías L. y el cabo Fabio B., ambos detenidos e incomunicados por la muerte de Reinaldo Andrade. El caso es llevado adelante por el Juzgado de Instrucción Tres de San Vicente, a cargo de Gerardo Casco.

En la noche del jueves, los familiares de la víctima esperaban su cuerpo para poder velarlo y darle sepultura luego de la autopsia que hizo en el Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial en Posadas.

Por otro lado, lo peritos de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) también entregarán un informe sobre lo recogido en la escena para establecer si las armas que había en el Gol Trend de la víctima fueron accionadas y hubo fuego cruzado.

 

El miércoles a las 18 horas, en ruta Costera Nro. 2, personal policial protagonizó una persecución, en el marco de tareas de inteligencias realizadas en la localidad de El Soberbio, la cual finalizó con la detención de dos personas y el fallecimiento de un hombre de 37 años.

Los integrantes de la fuerza realizaban patrullajes en inmediaciones a una estación de servicio, cuando observaron un automóvil VW Voyage que, al notar el móvil policial, emprendió una veloz huida.

Así, se inició una persecución por un camino de tierra del Paraje San Ignacio, cuando en un momento se interpuso un rodado VW Gol Trend, produciéndose una colisión, circunstancias en las que los ocupantes del auto habrían apuntado con un arma a los efectivos.

A fines de resguardar su integridad y la de terceros, uno de los funcionarios actuantes, realizó un disparo, que impactó sobre la integridad de Reinaldo Andrade, quien fue trasladado al hospital local, donde se constató su deceso.

En tanto, los otros dos ocupantes del vehículo, dos hombres de 26 y 32 años, resultaron con lesiones leves por el choque, quedando finalmente detenidos.

Tomó intervención, el Juzgado de Instrucción Nro. 3, a cargo del Dr. Gerardo Casco, quien ordenó que las pericias sean realizadas por personal de la Gendarmería Nacional.

Los policías intervinientes fueron pasados a disponibilidad y se hallan a disposición del citado Magistrado.

Cabe señalar que, durante el procedimiento, se secuestró un revólver calibre 38 y un pistolón, ambos hallados en inmediaciones al vehículo de los ahora detenidos. Así también, las armas reglamentarias de los efectivos.

Actuaciones judiciales y administrativas se iniciaron en torno al hecho registrado.