Campo Viera, Campo Grande, San José, Virasoro, Colón, Ubajay y Concordia piden se declare la “Emergencia Vial” para la Ruta Nacional 14

MESOPOTAMIA. Los Concejos Deliberantes de Campo Viera, Campo Grande y San José (Misiones), Gobernador Virasoro (Corrientes) y Colón, Ubajay y Concordia (Entre Ríos), adhirieron al Proyecto de Resolución 3058-D-2019 de la diputada entrerriana Mayda Cresto, donde solicita al Poder Ejecutivo que declare la “Emergencia Vial” para la Ruta Nacional 14.

Fue tras el siniestro vial del domingo a la altura de Gualeguaychú entre un colectivo un camión que dejó 5 muertos. Ese tramo fue concesionado a la empresa Caminos del Río Uruguay hasta octubre del año 2023.

Cresto pide que “se dispongan los recursos humanos, materiales y presupuestarios para realizar, de manera urgente, acciones tendientes a paliar las graves deficiencias viales en dicha ruta”, es decir, poner en condiciones la señalización y demarcación de la Ruta 14, con especial atención de la cinta asfáltica y su correspondiente demarcación horizontal reflectante, así como también que se arbitren las medidas necesarias para que las empresas que detentan la concesión de los diferentes tramos de esta ruta cumplan con el correcto mantenimiento y mejoramiento de la misma.

“El intenso tráfico de vehículos pesados, tanto colectivos como camiones provenientes de las diferentes provincias de la Mesopotamia, como así también de países vecinos como Paraguay, Brasil y Uruguay, hace que se formen huellas de importante profundidad sobre el asfalto. Esta falta de mantenimiento, sumada a las intensas lluvias de la región, hacen que estas huellas se llenen de agua, provocando la inestabilidad y pérdida de control de los vehículos, con innumerable cantidad de accidentes, despistes y vuelcos, que muchas veces incluyen víctimas fatales”, explicó.

“Este flujo de tránsito requiere de un adecuado mantenimiento por parte de la empresa concesionaria, que debe estar auditada por el Estado Nacional. Pero a partir del DNU 27/2018 de Mauricio Macri, se eliminó el OCCOVI (Órgano de Control de Concesiones Viales), que era el ente regulador de los concesionarios privados de las autopistas metropolitanas y las rutas nacionales”.