La Renovación reparte votos con un kits instructivo para cortar boletas

MISIONES. A dos semanas de las elecciones generales del 27 de octubre, el oficiliasmo misionero, desesperado, reparte sus boletas cortas con las candidaturas para diputados nacionales liderados por Diego Sartori e Ivone Aquino, adjuntando un kits que incluye un instructivo de cómo cortar la boleta larga del “Frente de Todos” y así reemplazar la categoría que encabeza Cristina Britez y Héctor “Cacho” Bárbaro, por la del Frente Renovador.

Hasta las PASO, el partido de Carlos Rovira repartió sus boletas cortas acompañadas por las tres formulas presidenciales con mayor peso en las encuestas, especulando políticamente pero bajo el verso de “darle libertad al electorado misionero”.

Sin embargo, esos mismos votantes cómodos y analfabetos que durante dos décadas le sirvieron para ganar elecciones; en agosto le jugaron en contra tanto por la pereza de no querer cortar boletas como la de aquellos que ni siquiera saben leer y metieron dos categorías en el mismo sobre.

El 55 % obtenido por Alberto Fernández en Misiones en las primarias, no fueron votos genuinos de La Cámpora y el PAyS. Éste último apenas logró un 8% en los comicios de junio, frente a los 73% del Frente Renovador, comparativos que demuestran una fuga de electores roviristas y la propuesta nacional FF de boleta entera, y no porque los misioneros de pronto vean a Britez y el partido agrario con buenos ojos, sinó porque debía ese electorado tomarse la molestia de “cortar la boleta”.

 

Para la Renovación, el hecho de no jugarse por ningún candidato presidencial le costó caer, en dos meses, del 73 % de los votos a un penoso tercer puesto con 22 % en agosto, aún con todo el aparato propagandístico de medios ultraoficialistas intentando enseñar cómo cortar una boleta y no meter dos de la misma categoría en el sobre. Hasta se enviaron por correo postal tres sobres a cada vivienda con un instructivo, cosa que tampoco le sirvió a Rovira, pero tuvo un abultado costo. Se estima que unos 20 mil sobres a 65 pesos cada estampilla fueron enviados, y eso financiado con dinero de los contribuyentes.

 

Después de las primarias y tras el resultado adverso de Mauricio Macri, la Renovación que había mantenido durante cuatro años excelentes relaciones con el ofiacilismo nacional, aportándole “gobernabilidad”; dejó su ambivalencia política conveniente y retornó al kirchnerismo, es decir, para donde sopla el viento.

Alineado públicamente con los Fernández, Rovira intenta ahora educar a su electorado con el kits, tijera incluida, para meter al menos dos diputados en la Cámara Baja y no pasar vergüenza otra vez quedando en un tercer lugar. ¿Quién paga el instructivo?: usted con los impuestos.

Un comentario sobre “La Renovación reparte votos con un kits instructivo para cortar boletas

Los comentarios están cerrados.