La Comisión de Transporte ya está trabajando en la suba del boleto y aseguran que la quita de frecuencias “fue un pedido genuino de la empresa”

OBERÁ. Continúan las críticas de usuarios por la quita de frecuencias en varias líneas en el servicio de colectivo urbano. Fue durante los días donde el abastecimiento de combustible afectó la región, que la empresa prestataria Capital del Monte, aplicó la suspensión de servicios, quitando la línea 3A, las segundas frecuencias de la 1b, 3b, 2R y 4C, además de las que llegan a Guaraní (7 y 7b).

Pero el suministro de gas oíl ya se normalizó, sin embargo los servicios siguen reducidos, y la Comisión de Transporte no se reúne desde marzo. En ese sentido, Santiago Marrodan, Secretario de Coordinación de la Municipalidad y concejal electo, reconoció que la empresa está quitando servicios y la justificó a una baja en la demanda de pasajeros.

En mayo, el concesionario solicitó suprimir recorridos e incluso fue el gerente de la firma, Servando Zarratea, quien en declaraciones radiales días atrás, reclamó celeridad en el tratamiento a dicho pedido, ya que debe ser autorizado por el ejecutivo. Pero el episodio del combustible le sirvió a Capital del Monte para aplicar las reducciones arbitrariamente, sin siquiera avisarle a la municipalidad, según reconoció el titular del área de Inspección, Guillermo Correa.

Marrodán analizó que “esto comienza con una medida de emergencia porque la gente está usando menos el colectivo por un problema económico, entonces se adecuó los ramales, se buscó la forma de que el servicio no falte en ninguna parte”, afirmó a Fm Show, agregando que “nosotros tenemos el sistema Internautas y podemos ver, y los de planeamiento pasan horas y horas analizando los pedidos (de la empresa) y viendo si es genuino el pedido, y si eso no no va a repercutir negativamente en el usuario”.

Aseveró que la Comisión trabaja permanentemente aunque no haga reuniones. Respecto al pedido de aumento de boleto, afirmó que “la comisión ya está trabajando en las tablas polinómicas”, señalando que la reducción de frecuencias “hizo que bajaran en más de mil kilómetros en los recorridos y eso influye favorablemente en el IPK”.

Sin embargo agregó que el último aumento del 4% en el costo de combustible hace que la comisión deba analizar el aumento del boleto. Además contó que enviaron al Concejo Deliberante “el expediente con un análisis exhaustivo línea por línea, ramal por ramal para que lo vean” y consideró que “es un pedido genuino” por parte de la empresa suspender los servicios.

Por último, señaló la empresa no va a restaurar esas frecuencias e insistió que si el combustible aumenta, la tabla polinómica arroja valores más elevados y eso deriva en un incremento del boleto.