Aseguran que la gente está dejando de pagar las tasas municipales y complica la ayuda social; más de 2 mil personas dependen de la cocina municipal

OBERÁ. Rafael Marquez Da Silva, secretario de Desarrollo Humano de la municipalidad, aseguró que hoy la cocina centralizada provee de comida a mas de 2 mil personas por día. “En los últimos 2 años se ha agravado la situación, todos los días ocurren cosas nuevas y mas gente solicita ayuda”, describió el funcionario a al Aire de Integración, agregando que “desde abril del 2018 se notó mucho el incremento de necesidades y este año mas”.

Da Silva afirmó que los contribuyentes priorizan el pago de los servicios, y “deja de lado las tasas municipales”, lo que trae una baja en la recaudación. Esto impacta en la ayuda social que presta el municipio, enfatizando que “la mayor demanda que tenemos es en salud y medicamentos”, dijo. No obstante, mencionó que “se le asiste en la emergencia a las familias”, y hay los adultos mayores también piden asistencia. “Se han creado mas clubes de abuelos, no solo por las actividades recreativas sino, para saber cómo está ese grupo poblacional”, y se refirió a medicamentos que Pami “no cubre ante emergencias, tratamos de cubrir igual que alimentos. Esto hace 2 años atrás no ocurría”, finalizó.